Cómo conseguir que los niños vuelvan a la rutina tras las vacaciones

  • compartidos

Vacaciones, para los niños,  son sinónimo de libertad, de siestas a destiempo, de días eternos. Vacaciones también significa trasnochar, comer tarde, merendar casi a la hora de la cena. Escapar de la rutina. Recibir caprichos a la hora de la comida. Jugar, jugar y jugar.

Pero las vacaciones no son eternas y antes de que acaben y los niños desembarquen de  nuevo en las estrictas rutinas del colegio, conviene incluir un pequeño periodo de adaptación. Porque a todos nos cuesta, adultos incluidos, despertarnos de golpe de un maravilloso sueño. 

Consejos para que los niños vuelvan a la rutina del colegio sin traumas

niño con despertador

Lo mejor, antes de que comience de nuevo el colegio, es ir preparando a los niños mentalmente y también cambiar sus rutinas con los horarios. Se acabó acostarse a las 12 de la noche y levantarse a las 10 de la mañana. Se acabó comer a las cuatro de la tarde y despertarse de la siesta a las seis. Se acabaron las vacaciones. Cuanto antes tomen conciencia los niños de que hay que irse despidiendo de las vacaciones, menos sufrirán el primer día de colegio. Y, ¿qué podemos hacer?:

1. Adelanta poco a poco la hora de ir a la cama. De esta forma conseguirás que se despierte antes y el primer madrugón para ir al colegio no será tan duro.

2. Vuelve a las comidas de las dos de la tarde. No hace falta que lo hagas de forma brusca. Cuando consigas que el niño se levante antes, desayunará más pronto y tendrá hambre mucho antes que en los días anteriores.

3. Es bueno que durante el periodo vacacional haga algunos ejercicios todos los días para que no pierda la rutina de los deberes. No hace falta que esté media hora haciendo problemas de matemáticas o dictados. Bastará con que lea a diario y haga alguna operación de matemáticas o dibujos (adapta los ejercicios a la edad del niño) durante el día a una hora determinada.

4. Deja que tu hijo se involucre en los preparativos de la vuelta al colegio. Enséñale los libros nuevos, acude con él a comprar algún accesorio para el colegio, pruébale la ropa que llevará a clase... De esta forma irá tomando conciencia de que le queda poco para regresar a la escuela..

5. Comienza a cambiar su alimentación. Cuida el desayuno y no te saltes ninguna de la comida del día. 

Y una vez lograda la vuelta a la rutina, el primer día de colegio será mucho más llevadero. Aunque aún les quede alguna secuela de las vacaciones y  tengan que desperezarse lentamente. Es normal. A todos nos pasa. ¿O no?

Dibujos para colorear del colegio

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud