7 errores de los grupos de WhatsApp de padres

  • compartidos

WhatsApp es una herramienta fantástica la mayor parte de las veces, es inmediata, instantánea y nos ahorra mucho tiempo en llamadas. Estas ventajas hacen que esta aplicación haya trascendido de nuestra agenda de contactos para añadir a todos los padres de la clase de nuestros hijos. De esta forma, se ha convertido en una agenda escolar más. 

Y es que, los grupos de padres en WhatsApp son ya algo fundamental, los utilizamos a diario, tenemos varios, según el número de hijos, extraescolares o cumpleaños a los que estén invitados y a través de ellos nos dedicamos principalmente a preguntar: ¿qué deberes tienen hoy?, ¿cuándo es el examen de mates?, ¿alguien ha cogido por error la chaqueta de mi hijo? Aunque, en ocasiones, la cosa va más allá.

Errores que cometemos con el grupo de WhatsApp del colegio

Grupos de WhatsApp de padres y madres

1- Comentar por error en público temas que son privados. Es el clásico error de mandar un mensaje que era para otra persona a quien no corresponde. El problema viene cuando ese mensaje contiene alguna crítica para algún padre o incluso niño. Conozco un caso como este en el que una mamá apretó el botón de mensaje de voz sin querer y dejó una crítica en el grupo de padres sobre el niño 'pegón' de la clase. Un clásico momento de 'tierra trágame'.

2- Criticar al profesor. Los profesores en algunos grupos son objeto de cotilleos y críticas. Se les disecciona y valora cada uno de sus métodos. Pero luego pocos son los que se atreven a decirle en persona que no están de acuerdo con su sistema educativo.

3- Convertir el grupo en un 'radio patio', es decir, llenarlo de rumores o comentarios sobre hechos que ocurren en la escuela, entre niños o profesores. Son grupos que se convierten en gacetillas de cotilleos que sólo siembran la confusión y los malos entendidos.

4- Ser la agenda escolar del niño. Ya no nos vale con fiarnos de que nuestros hijos hayan apuntado los deberes, no les dejamos la tarea de hacerse responsables, por lo que en lugar de dejar que se equivoquen y aprendan de sus errores si no han apuntado bien sus tareas, tendemos a convertirnos en sus secretarias.

5- Convertir los grupos de padres en grupos de madres. Es raro encontrar a algún padre en estos grupos. Somos las madres quienes nos adelantamos y nos ofrecemos como receptoras y transmisoras de mensajes, queremos controlar la información de los grupos de WhasApp por mucho que nos quejemos. 

6- Tener peleas ante otros padres. Algún malentendido o rencilla que viene de lejos puede llevar a dos madres a pelear ante todo el grupo sin importar que puede resultar bochornoso para el resto de padres. 

7- Colgar contenido ajeno al colegio. En ocasiones se convierten en contenedores de chistes, vídeos tontorrones o memes virales, olvidando la razón para la que fueron creados.

Postales del Día de la Familia para regalar

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud