Padres muy estrictos convierten a sus hijos en mentirosos

  • compartidos

Los psicólogos nos dicen que los errores más comunes entre los padres es no mantenerse en el punto medio, y es que hay una tendencia a ser o bien un padre autoritario y severo, o uno que no impone límites y normas a sus hijos. ¿Y tu?, ¿estás en alguno de los dos grupos?, ¿eres un padre muy estricto o te consideras liberal? 

Si estás en el primer caso es muy posible, que sin intención ni pretenderlo y, sobre todo, sin saberlo, estés convirtiendo a tus hijos en pequeños mentirosos. Al menos, es lo que nos dicen los expertos tras varios estudios y pruebas realizadas.

El modelo de crianza estricto convierte a los niños en mentirosos  

Si el padre es muy estricto, el niño será mentiroso

Victoria Talwar es experta en desarrollo social y cognitivo en la infancia en la Universidad McGill, en Canadá. Según sus investigaciones, el modelo educativo basado en la autoridad y la crianza estricta tiende a criar hijos que aprenden a mentir y engañar para salir indemnes en determinadas circunstancias. Cuando los padres crean una atmósfera de castigo, regañinas y gritos, los hijos van a prendiendo a mentir para escapar de las medidas sancionadoras de sus padres. 

Talwar desarrolló una prueba para identificar a los niños mentirosos. Realizó un test en dos escuelas, una muy estricta, con duras medidas disciplinarias y otra con normas más flexibles. Pidió a los niños que identificaran qué objeto producía un ruido detrás de ellos sin girarse ni mirarlo cuando los supervisores salieran de la clase. Por supuesto, algunos niños se giraron en ambos colegios, pero cuando los supervisores preguntaron qué producía el ruido, en la escuela estricta, los niños demostraron ser mentirosos mucho más rápidos y eficaces. 

Es tan sólo una prueba, pero sirve como ejemplo para demostrar que ante el miedo del castigo o las medias expeditivas, los niños aprenden a deformar la realidad, a producir una verdad alternativa, en definitiva, a mentir. 

Consecuencias de ser un padre muy estricto

Una autoridad negativa, demasiado estricta, basada en los castigos y gritos sólo consigue además de niños que mienten más:

- Niños agresivos: los niños aprenden por imitación, si reciben violencia verbal, física o falta de afecto, tenderán a comportarse de la misma manera.

- Baja autoestima: este modelo educativo ataca directamente a la autoestima del niño que no se siente escuchado ni respetado.

- Rebeldía: los estudios demuestran que el modelo de crianza estricto genera adolescentes que se rebelan más en contra de sus padres, ya que no han desarrollado argumentos para regular sus emociones o su conducta.

Frases de amor para educar y motivar a los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud