La primera vez que el niño duerme fuera de casa

  • compartidos

Nos cuenta una madre que la primera vez que su hijo se fue a dormir en la casa de un amigo, es decir, lejos de su "nido" familiar, se convirtió para ella en una verdadera pesadilla. Ella no ha 'pegado ojo' durante toda la noche. No pudo conciliar el sueño porque era la primera vez que su hijo iba a dormir fuera de casa. Una noche sin su hijo en casa, le pareció una eternidad. El niño, en contrapartida, disfrutó de la experiencia y se divirtió un montón, mientras su madre no hizo más que contar las horas para que el pequeño volviese a casa.

Niño duerme fuera de casa

Niños dentro de una tienda de campana

Creo que en la mayoría de los casos quiénes se lo pasan peor cuando los niños duermen fuera de casa son los padres. Para los pequeños todo es novedoso. No hace falta demostrar lo atractivo que es para ellos dormir en casa de un amigo. De hecho, uno de mis grandes recuerdos de infancia era cuando venía la hija de una amiga de mi madre a dormir en mi casa, durante las vacaciones. Nos encantaba contar historias, hacer guerra de almohadas... En mi casa y con nuestra hija, siempre intentamos equilibrar. Si mi hija se va a dormir en casa de una amiga, la siguiente ocasión corresponderá a esta amiga dormir en nuestra casa. Así vamos conociendo mejor a las amistades de nuestra pequeña.

Dormir en casa de amigos o en un campamento

Aparte de lo bueno que supone dormir fuera de casa, es una ocasión muy buena para que los niños desarrollen nuevas habilidades hacia su propia autonomía. Que se vayan acostumbrando a ir haciendo por sí mismos lo que razonablemente y según su edad, son capaces de hacer, como comer de todo, vestirse y ducharse solos, cuidar de sus ropas, etc. Además, es una buena oportunidad para desarrollar sus habilidades sociales, especialmente si son tímidos. Puede que para ti el lugar adonde va a dormir tu hijo no sea tan cómodo y confortable como su habitación, pero eso será lo menos para él.

Si tu hijo te pide dormir en casa de un amiguito es muy importante que te asegures de unas cuantas cositas:

- Que conozcas con un alto grado de seguridad la familia del amigo de tu hijo.

- Que tanto el ambiente como la educación que se respira en esta familia esté acorde a las ideas de tu casa.

- Que tu hijo esté preparado para convivir con otras personas que no sean de la familia. Es decir, que sepa defenderse, que no tenga miedo a la oscuridad, que no se haga pis en la cama o que sepa portarse bien en lo que la educación se refiere.

Si tu hijo te pide ir a un campamento, también es necesario conocer:

- Dónde y en qué circunstancias van a dormir.

- Qué actividades van a desarrollar en el campamento.

- Si hay servicio de lavandería, médicos, menús adecuados, seguridad, etc.

Por lo general, los campamentos suelen enviar una información completa en cuanto a estas cuestiones.

Fotos a bebés dormilones

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud