Meditación para corregir las malas conductas de los niños

  • compartidos

Meditar es bueno y todo el mundo lo sabe. Meditar es bueno a cualquier edad y en cualquier circunstancia. Se puede usar la meditación en la educación de los niños, incluso para corregir sus malas conductas. Una prueba de ello fue la experiencia realizada por la escuela primaria Robert W. Coleman en Baltimore, que decidió modificar el tradicional estilo de castigo en Estados Unidos, por un momento de meditación consciente para los chicos que se portan mal, ubicándolos en una sala con elementos relajantes usados en la práctica de yoga, denominada Habitación para el Momento Consciente.

La alternativa ha dado sus frutos y desde su implementación, hace 2 años, ningún estudiante ha sido expulsado. Meditar no es un castigo pero ayuda a los niños a que tengan conciencia de su mal comportamiento.

La meditación puede corregir el mal comportamiento de los niños

Ninamedita

En Argentina se adelanta un experimento similar bajo la guía del Dr. Daniel López Rossetti del servicio de Medicina del Estress, quien define la meditación como la dirección de la atención del hemisferio izquierdo en un objeto focal como el fuego, la respiración o los mantras. Esto permite que predominen las funciones del hemisferio derecho donde se produce la sensación de momento presente, generando paz y calma y regulando las funciones fisiológicas.

Corregir malas conductas con meditación genera beneficios como:

1.  Brinda paz interior. Los niños aprenden a calmarse y a controlarse.

2.  Aprendizaje del autocontrol: el niño aprende a una edad muy temprana a controlar la mente y el cuerpo.

3.  Mejora las capacidades cognitivas: aumenta la capacidad de concentración, creatividad, mejoran los procesos de atención y memoria

4.  Mejora la salud y el estado físico: alivia síntomas de enfermedades como el asma.

5.  Reduce el estrés: se mejora la respuesta y el control a las emociones negativas.

6.  Disminución de la ira: y de las expresiones de violencia dentro y fuera del aula de clase.

7.  Mejoran las relaciones: con los compañeros y con los docentes facilitando para ambos el ambiente de aprendizaje sano.

8.  Promueve la resolución pacífica de conflictos.

La implementación de estos programas supone una capacitación de los profesores y una interacción con los padres y los resultados son evidentes en la facilitación de las condiciones para la enseñanza y el aprendizaje.

¿Lo probamos en casa con nuestros hijos?

Ejercicios para embarazadas. Relajación y estiramientos paso a paso

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud