Cómo los niños pueden superar la frustración

  • compartidos

Sí, es duro verles sufrir. Lo sé. Los niños creen que todo es posible. Y de repente un día, ven que no es cierto. Que no siempre se gana. Que no pueden tenerlo todo ya, ahora. Y de pronto se topan con un sentimiento nuevo, devastador: la frustración. Y cuando la frustración llega, se sienten engañados, hundidos. Incapaces de entender lo que pasa. Y llega el llanto, la rabia. ¿Qué podemos hacer los padres?

Cómo manejar la frustración en los niños

La frustración en los niños

Seguro que a alguno os ha pasado alguna vez, igual que a mi, que de pronto os entra la tentación de dejarles ganar en un juego, pensando que tal vez así sufran menos. Y sin embargo conseguimos el efecto contrario. Porque al evitarles el sentimiento de frustración, les dejamos desnudos ante el futuro.

Y es que la frustración no es mala. Todo lo contrario, porque ayuda al niño a darse cuenta de que no pasa nada por no alcanzar a la primera de cambio todas las metas. No se termina el mundo. Podrá volver a intentarlo. Una, dos, tres veces. Las que hagan falta.

La frustración enseña. Enseña a superase. A esforzarse más por lo que uno quiere. '¿Que quedaste el último en la carrera? Se cómo te sientes. Pero no te preocupes, porque en la siguiente, o en la siguiente de la siguiente, ya no serás el último'.

 ¿Y cómo le ayudo? ¡Motivándole! Aumentando su autoestima. '¿Que no te sale el pino como a tus amigos? Venga, vamos a practicar. Seguro que lo consigues. Tú puedes hacerlo'.

Y es que siempre he pensado que el refuerzo positivo es el mejor maestro. Lo peor que puedes hacer en ese momento de frustración es regañarle, que se sienta incomprendido e incluso, humillado. No dejes nunca que agache la cabeza y se sienta hundido.

No podemos evitar la frustración. Es algo inherente al ser humano. Y los padres que intentan evitarlo, condenan a su hijo sin saberlo a la infelicidad. ¿Qué pasa con ese niño al que nunca dicen 'no'? ¿Al que nunca ponen normas? Al que no le dibujan límites infranqueables. Al que le ponen todo fácil y le evitan los retos. ¿Os habéis fijado en esos niños? Yo les miro con tristeza, porque veo en ellos un adulto infeliz y violento. Porque cuando crezca, no sabrá defenderse de la frustración.

Cómo los niños pueden superar los fracasos

Así que me aplico, como madre, estos consejos:

1. Deja que tu hijo se tropiece y se levante solo.

2. Que lo intente de nuevo.

3. Que el niño te ayude a poner los platos aunque se le rompa alguno.

4. Que invente, que sueñe. Que consiga cumplir alguno de sus sueños y fracase en otros. Déjale.

El objetivo bien lo vale. ¿No crees?

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud