Los superpoderes de los amigos

  • compartidos

Los amigos son superhéroes. Tienen superpoderes. Como son muy discretos, los amigos no suelen presumir de ellos. Parecen niños normales. Pero todos conocemos el gran secreto. Solo que nos hacemos los despistados. 

Los amigos son súper rápidos, súper fuertes y poseen máquinas indestructibles capaces de generar poderes inimaginables. ¿No te lo crees? 

Los poderes de los amigos durante la infancia

Amigos superhéroes

1. Súper velocidad: Recuerdo cuando era niña. Sólo tenía que llamar al telefonillo de mi amiga una sola vez. Bajaba en menos de un minuto. Para eso, utilizaba su súper velocidad. Mi amiga era capaz de correr más rápido que ninguno. Sobre todo si la necesitaba. Una vez le insinué que debería presentarse a las olimpiadas y hacer alguna prueba de atletismo.

2. Detector de enfados: Un día descubrí que no era el único superpoder que tenía. Mi amiga tenía un detector de enfados. Un radar. Era impresionante. No tenía que decir nada. Me miraba y decía: ' a ver, por qué estás enfadada'. Me dejaba con cara de asombro y al final, claro, terminaba confesando.

3. Máquina de hacer reír: Mi amiga tenía un poder hipnótico sobre mi, como una especie de imán súper poderoso. En cuanto la veía, acudía junto a ella. Me encantaba su máquina de hacer reír. Reíamos con cualquier tontería que decía. Y su imaginación activaba como un resorte la mía. Juntas soñábamos con viajar al espacio, bailar en una gran compañía de ballet o convertirnos en eminencias de la investigación.

4. Limitador del No: Pero hay más. Mi amiga tenía un poder fascinante: un limitador del No. Nunca me decía que no. '¿Quieres jugar?'. 'Sí'. '¿Quieres que dibujemos juntas?'. 'Sí'. Y así siempre.

5. Súper visión: Por si eso fuera porco, mi amiga tenía súper visión. Era capaz de detectarme entre decenas de niñas vestidas con el mismo uniforme y peinadas con la misma coleta en tiempo récord.  

6. Máquina de borrar lágrimas: De vez en cuando utilizaba su máquina de borrar lágrimas, porque también nos enfadábamos. Después de discutir, metía la tristeza en su máquina y al día siguiente volvía con una gran sonrisa en la cara. 

7. Cámara acorazada de los buenos recuerdos: Y una vez me confesó que tenía un lugar secreto para guardar todos los buenos recuerdos. Me dijo que era una cámara acorazada de capacidad ilimitada. Nadie podía destruirla. Jamás. 

Por eso, yo, que también tengo la mía, consulto de vez en cuando los recuerdos de todos los buenos momentos que pasé junto a ella. Casi todos son instantes, meros detalles. Cuando nos inventamos el 'fútbol piedra' porque no podíamos llevar pelota al colegio, o cuando planeamos un fantástico viaje a Groenlandia. 

Tú, seguramente, también tengas todos esos super poderes. ¿Con qué amigo los utilizas?

Frases de amistad para educar y motivar a los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud