Practicar el desapego material con los niños en Semana Santa

  • compartidos

A casi todos nos encanta ir a la playa, hacer una escapada a la montaña o pasar unos días en un entorno rural. Son actividades que solemos realizar cuando tenemos unos días de vacaciones, algunos ahorrillos y ganas de salir de la rutina. La Semana Santa es un momento ideal para ello, por ello estos días se realizan miles de desplazamientos. 

En Guiainfantil.com nos gustaría proponeros otro tipo de actividades: las de desapego de lo material. Te preguntarás: ¿qué significa eso? Te lo explicamos...

4 actividades educativas en familia para Semana Santa

Niña recicla

Si echamos un vistazo a la habitación de nuestros hijos nos daremos cuenta que está llena de juguetes, muñecos y juegos. Son cosas materiales que les compramos y a las que se sienten apegados. Sin embargo, si condicionamos nuestra vida y la de nuestros hijos a las cosas materiales que tenemos o nos gustaría tener, estamos codicionando también la felicidad de nuestra familia. No quiere decir que no esté bien que los niños tengan juguetes, pero el excesivo apego a las cosas materiales no es beneficioso para nadie.

¿Cómo conseguir pues que los niños no se frutstren queriendo siempre más y más juguetes y evitar llenar su vida de cosas materiales? ¿Cómo ayudarles a desprenderse de lo innecesario?

1- Con el fin de cada temporada o en estos días de Pascua podemos meter, con la ayuda de nuestros hijos, en una bolsa aquellos juguetes y juegos que están relegados en un rincón y a los que no prestan atención. Esa bolsa podemos llevarla a asociaciones encargadas de enviarlas a niños más desfavorecidos. Aprenderán que hay otros niños con otras necesidades, valorarán lo que tienen y aprenderán a desprenderse de lo innecesario.

2- Podemos hacer lo mismo con la ropa. Aquella ropa que esté en buenas condiciones y que ya no valga a los niños, podemos llevarla a lugares donde le den un buen uso. Es una estupenda manera de fomentar la solidaridad y el compromiso en nuestros hijos.

3- Enseñar a jugar a los niños con otros juguetes que no sean siempre aquellos que pagamos con dinero. Podemos elaborar en casa juguetes de reciclaje utilizando elementos tan mundanos como rollos de papel higiénico, hueveras. Al final tendrán la recompensa y satisfacción de estar jugando con algo que han creado ellos mismos y además, estarán potenciando su creatividad y su imaginación.

4- Decir no. Conozco muchos niños de 3, 4 o 5 años que tienen consola de juegos, tablet y cualquier otro elemento tecnológico que esté de moda. ¿De verdad los necesitan? Podemos decir que no cuando los pidan y poner en su lugar otros juegos y juguetes más adecuados para ellos, desde los que se realizan al aire libre a los clásicos juegos de mesa de toda la vida. En el mismo orden está cualquier chuchería, juguetito o pequeñez que el niño se empeña en tener y los padres por no escuchar compran. No pasa nada por decir que no, también les educamos cuando limitamos estos caprichos.

Ideas para decorar galletas de Pascua

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud