Día de Acción de Gracias. Qué enseña a los niños

  • compartidos

Hoy en día, muchos lo ven como la antesala del Black Friday. Pero el verdadero sentido del Día de Acción de Gracias, es otro. En Estados Unidos este día es casi más importante que el día de Navidad. Y se celebra como tal. Las familias se preparan durante toda la semana, se felicitan con antelación y las calles este día, se quedan desiertas. 

¿Qué tiene el Día de Acción de Gracias de especial? ¿De verdad es tan importante? ¿Qué enseña realmente a los niños?

Cómo se celebra el Día de Acción de Gracias 

Familia en torno a una mesa

El Día de Acción de Gracias se celebra desde hace más de 400 años. Su origen se remonta a 1620, fecha en la que un grupo de inmigrantes llegaron desde Europa (concretamente, desde Inglaterra) a Estados Unidos. Los indios nativos de Massachusetts les ayudaron a trabajar las tierras y a prosperar. Como agradecimiento, los inmigrantes europeos organizaron una cena que duró varios días. Ahí comenzó todo.

Hoy en Día, las familias reviven esta tradición, compartiendo un menú (que en el 88% de los casos se basa en el pavo asado) en torno a una mesa. Para quienes lo celebran, es como si fuera Navidad. Sólo que lo que se celebra en este caso, es la importancia del valor de la gratitud. La familia da las gracias por tenerse los unos a los otros y por poder seguir compartiendo ese día año tras año. 

Qué enseña el Día de Acción de Gracias a los niños

'La gratitud no es sólo la más grande de las virtudes, sino la madre de todas ellas' (Marco Julio Cicerón). La gratitud consiste en la capacidad de saber dar las gracias por todo lo que tenemos (material e inmaterial). Dar las gracias es expresar el sentimiento de gratitud. Deberíamos hacerlo a diario. La falta de gratitud, de hecho, a menudo desencadena un sentimiento de 'descontento' o infelicidad, en uno mismo y en los demás. Además, el Día de Acción de Gracias,  supone una gran enseñanza para los niños. Entre otras cosas, les enseña: 

1. La familia unida es más fuerte. Aunque sea sólo ese día, la familia comparte una comida junta. La familia es un pilar básico y la unión la fortalece.

2. La gratitud es un valor esencial. Un valor que ayuda al niño a ser generoso y a apreciar los 'regalos inmateriales'.

3. Las cosas más sencillas son realmente las que tienen más valor. Y suelen ser aquellas que recibimos a diario. Un beso, un abarazo o unas palabras de elogio.

4. El valor de la paciencia. Gracias al Black Friday, aunque muchos lo vean como una 'desvirtualización' del Thanksgiving Day, se anima a los niños a ser pacientes y esperar a un día en concreto. El objetivo: ahorrar. 

5. Comer todos juntos tiene sus ventajas. El resto de días, los trabajos, las prisas, el colegio... Es difícil coincidir para una comida. Pero ese Día todos hacen un parón en sus monótonas vidas y dedican su tiempo a quienes realmente lo merecen.

6. La gratitud suele ir unida a otros valores, como la humildad, la generosidad y la empatía

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud