Ser mujer trabajadora y mamá... y no tener que elegir

  • compartidos

Un día de esos he leído un desahogo de una amiga que decía: ‘No me da la vida… pero claro, es que quiero vivir mil vidas: mujer, madre, esposa, hija, dueña de perro, amiga, deportista, chófer, psicóloga, asesora de imagen, enfermera, profesora, cocinera, secretaria… así, ¿cómo me va a dar la vida?’ Y he pensado: ¡Cómo la entiendo!

Es más, cómo la entendemos las mujeres que, en el intento de ser buenas profesionales y luchar por conservar nuestro puesto de trabajo, aún hagamos de todo para cumplir con nuestras tareas domésticas, de madre y de mujer, ¡y sacar sobresalientes por ello! Estoy segura de que sus palabras no suenan a raro a ninguna mujer. Todas nos hemos sentido abrumadas y apesadumbradas en algún momento, ¿verdad?

8 de Marzo. Día Internacional de la Mujer Trabajadora

Madre con bebé

Felizmente, cada vez son más las mujeres que ingresan en el mercado laboral, sea para realizar tareas para las que se han formado, para buscar un ingreso económico más para la familia, o simplemente para sentirse útiles. Infelizmente, la sociedad no ampara ni apoya su decisión. En muchos países, las mujeres siguen teniendo sólo 4 meses de licencia maternidad, ganan menos que los hombres en las empresas, y encima son ‘obligadas’ a trabajar mucho más para salvaguardar su puesto de trabajo. Estudios comprueban que muchas empresas exigen mucho más de las mujeres que de los hombres.

Las desigualdades entre sexos, tanto en el ámbito laboral como en el hogar, siguen siendo un obstáculo para que una mujer mantenga su trabajo. Son mayoría, todavía, las mujeres que, para conciliar sus tareas laborales con la del hogar, optan por una jornada a tiempo parcial. Todavía son mayoría las mujeres que, aunque trabajando en jornada completa, tengan que encargarse completamente del cuidado de los hijos, de las tareas domésticas, teniendo o no pareja. Y aún así la culpabilidad por no permanecer con los hijos y sentir que los están abandonando, las consumen. Por un lado la mujer desea cumplir en su trabajo y por otro sentir que sus hijos están bien. Al final, muchas acaban teniendo que elegir entre la maternidad y el trabajo.

Como directora de una empresa, puedo decirte que es una pena que las empresas estén perdiendo tanto talento femenino. Aparte de todas las labores que puedan desarrollar, la mujer aporta valores importantes como la responsabilidad, la creatividad, fidelidad, lealtad, madurez… al ambiente de trabajo. Ella solo necesita sentirse apoyada y comprendida, tanto en casa como en el trabajo. De este modo, le será más fácil y más coherente que ella pueda celebrar el 8 de Marzo, el Día de la Mujer Trabajadora, ¿no crees?

Diplomas Día de la Madre. Dibujos para colorear con niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud