El recién nacido que no quiere separarse de su madre

  • compartidos

Son múltiples los estudios que hablan de la importancia de poner al bebé piel con piel con la mamá desde el primer momento de su nacimiento. Y es que desde los primeros instantes de vida es fundamental el vínculo corporal con el recién nacido, el contacto físico con sus padres ayuda a fortalecer el apego y la comunicación afectiva.

La mejor prueba de ello, más que ningún estudio, es el vídeo que ha recorrido las redes sociales en el que un bebé recién nacido por cesárea se agarra con sus pequeños bracitos a la cara de su mamá mientras la enfermera intenta llevárselo para asearlo. Un vídeo realmente enternecedor que pone en evidencia que el vínculo afectivo entre padres e hijos se genera desde los primeros instantes de vida.

El vínculo con el bebé desde el mismo momento del nacimiento

Recién nacido con su madre

El vídeo es realmente impactante: una mamá tendida en una camilla tras una cesárea, casi no puede moverse ni abrazar a su bebé. La enfermera acerca al recién nacido a la cara de su madre e inmediatamente éste la abraza. Cuando la enfermera intenta llevárselo, el pequeño comienza a llorar y a resistirse mientras se agarra al rostro de su madre. La enfermera insiste en varias ocasiones para retirar al bebé del lado de su mamá y él, con sus pequeños bracitos, intenta desesperadamente que eso no ocurra.

Puede parecer que un bebé en sus primeros días o semanas de vida es una personita pasiva que no es consciente de lo que ocurre a su alrededor. Sin embargo, si te fijas bien, verás como el recién nacido responde a tus besos, caricias o cariños. De igual manera, se expresa llorando si algo no le gusta: tiene sueño, hambre o ha ensuciado el pañal. 

El vínculo entre padres e hijos surge desde el mismo momento en que al nacer comenzamos a interactuar con nuestros bebés a través de las caricias, los besos, las miradas, la lactancia... El bebé reconoce a la persona que lo cuida y lo atiende y se muestra a gusto en su compañía.

Los pediatras americanos Marshal Klaus y John Kennel, aseguraron ya en 1976 que el vínculo materno es un lazo que se crea entre el bebé y la mamá desde las primeras semanas de embarazo, se alimenta a lo largo de la vida con las experiencias y estímulos entre ambos que producen seguridad, consuelo, cuidado o placer entre ambos y dura toda la vida.

Este vídeo viene a demostrar esta teoría, ya que el bebé reconoce a su mamá y siente la necesidad de estar con ella desde su primer segundo de vida. 

Vídeo del bebé que no quiere separarse de su madre

Ideas para llevar al bebé en brazos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud