Un vigilabebés en la habitación del niño

  • compartidos

El regalo más práctico que recibí cuando nació mi hijo fue un vigilabebés. Al principio, el vigilabebés con videocámara me pareció un aparato electrónico muy útil, pero nada comparado con el partido que le saqué más adelante.Es tan práctico que me ha convertido en una adicta al vigilabebés, algo parecido a lo que me ha pasado con el teléfono móvil.

El vigilabebés es un aparato eléctrico, dividido en dos, el receptor y el transmisor, que se comunican entre sí mediante sistemas de audio y vídeo, según el tipo de intercomunicador, permitiéndome saber qué le pasa a mi bebé en todo momento, aunque no esté en la misma habitación con él. Es muy práctico, sobre todo, para los padres primerizos, como yo en su día, que debido a mi inexperiencia, me sentía un poco insegura y estaba constantemente mirando a mi bebé, por si dormía, lloraba o no respiraba bien. 

El vigilabebés permite estar en dos sitios a la vez

Vigilabebés en la habitación del niño

Con el vigilabebés me ahorré numerosos paseos a la habitación de mi bebé. Me llevaba el receptor a la cocina, cuando estaba cocinando, al salón cuando quería leer o ver la televisión, a mi dormitorio por las noches, e incluso, al baño cuando me quería duchar. Su reducido tamaño permite colocarlo en cualquier sitio y dispone de un enchufe o de batería recargable para una mayor autonomía. 

Además, tienen largo alcance y puedes escuchar y ver a tu bebé desde el jardín o desde la buhardilla de tu casa, sin ningún problema ni interferencia. Y es que en el campo de las interferencias, los nuevos sistemas de recepción han solucionado algunos de los antiguos problemas con las escuchas indiscretas de las conversaciones de los vecinos. En este sentido, recuerdo divertida cuando una amiga me contó que su vigilabebés cogía la frecuencia del intercomunicador del hijo de otra vecina y, de repente, reproducía al detalle todo lo que ocurría en el piso de al lado. 

Afortunadamente, los modernos vigilabebés han subsanado este tipo de problemas técnicos de sus comienzos y actualmente se ciñen a su función que es facilitar a los padres seguir las evoluciones de su bebé, evitando posibles problemas, especialmente cuando el bebé no está dormido. Los últimos modelos de vigilabebés con cámara avisan si detectan cualquier problema o situación fuera de lo normal y cuentan con sensores de movimiento de serie, que nos avisan cuando la cámara no recoge movimiento alguno del niño durante unos segundos, alarmas para saber al instante si el bebé está llorando y muchas otras opciones. 

Debido a que para mi era imposible estar en todo momento al lado de mi bebé, el vigilabebés me hizo la vida más fácil a la vez que me garantizaba la seguridad de mi hijo. Fue una experiencia muy reconfortarte, sobre todo para mi, como mamá primeriza, saber que mi vigilabebés era uno de los mejores avances tecnológicos para cuidar de mi hijo y velar por su seguridad.

Marisol Nuevo.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud