El llanto del bebé indica buena salud

  • compartidos

Mientras en el mundo occidental el llanto del bebé tiende a sosegarse, a calmarse y a callarse con el alimento, el calor corporal, el movimento, los brazos, el canto de la madre..., los orientales, que no paran de sorprendernos, provocan el llanto del bebé porque según su cultura y, más concretamente según reza un proverbio japonés, el niño que llora crece más sano.

Una competición de llantos de bebé

El llanto del bebé

La tradición de provocar el llanto del bebé se basa en la creencia popular de que el bebé más sano llora más fuerte. Esta creencia se ha mantenido durante más de 400 años en la antigua tradición del Naki Sumo, también conocida como Nakizumo o Konaki Sumo Festival. Actualmente, la fiesta del llanto del bebé se sigue celebrando en distintos puntos del país, aunque el más conocido es el que tiene lugar junto al templo de Sensoji, en el distrito de Asakusa de Tokio. 

El cuarto domingo del mes de abril, los padres llevan a sus hijos menores de un año al templo para que un hombre gigante, un luchador de sumo, sostenga en brazos a su bebé y lo balancee de un lado para otro con el objetivo de que el bebé llore. Así, estos bebés, en brazos de orondos desconocidos, participan en una competición en la que intervienen una media de cien niños cada año. Un juez con vestimenta tradicional japonesa les grita 'Naki! Naki!' (¡Llora! ¡Llora!), mientras el luchador los balancea. El ganador es el que suelta el primer sonido del llanto y cuando hay empate vence el que lo haga más fuerte. Si el empate continúa reñido, los japoneses utilizan muecas o caretas de oni, criatura demoníaca del folclore japonés, para asustar a los bebés y provocarles el llanto.

Y es que el llanto del bebé también tiene poderes para los japoneses.  Los sollozos del bebé sirven para atraer la suerte y ahuyentar a los malos espíritus. Y aunque para el resto del mundo resulte algo curiosa esta tradición tan suya, todos padres debemos de reconocer que el llanto de nuestro bebé, aunque nos altera, en ocasiones también sirve para relajarnos y aliviar preocupaciones sobre la salud de nuestro hijo.

Así, cuando un bebé nace llorando a pleno pulmón, los padres consideramos que es una buena señal que indica salud al momento del nacimiento, y alivia tensiones tras el parto. Escuchar el llanto del bebé es señal de vida, de vitalidad, de buena salud... y además, ginecólogos y matronas suelen comentar los buenos pulmones que tiene el recién nacido como demostración de que respira correctamente, su corazón funciona y sus constantes vitales empiezan a funcionar. Sin embargo, cuando al nacer el llanto del bebé es débil, suele ser motivo de preocupación. La ausencia de llanto o un llanto demasiado débil del bebé en el momento del nacimiento suele alertar al neonatólogo, que le hace el primer reconocimiento en busca de un problema de salud.

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com

Los nombres de los bebés de los famosos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud