Riesgos de la siembra vaginal en el recién nacido

  • compartidos

Cuando el bebé nace de forma natural, atraviesa el canal de la vagina. En su impactante viaje hacia su nuevo 'hábitat', recibe los fluidos vaginales de la madre. En ellos, evidentemente, van incluidas bacterias de distinto tipo. Pero... ¿qué ocurre con los bebés que nacen por cesárea? Ellos no tienen la posibilidad de empaparse con esos fluidos. 

En muchos hospitales, se comienza a experimentar con una nueva técnica, destinada a los bebés que nacen mediante cesárea. se llama 'siembra vaginal'. ¿Adivinas qué es?

Qué es la siembra vaginal en la cesárea

La siembra vaginal en el parto

Cuando el bebé nace por cesárea, lo hace de forma 'limpia'. Es decir, no atraviesa el canal de parto y por lo tanto, no entra en contacto con los fluidos de la madre. Algunos estudios llegaron a la conclusión de que ésto es lo que podía originar en los bebés  nacidos por cesárea tuvieran más tendencia a sufrir problemas como la obesidad, alergias relacionadas con el asma o algunos problemas intestinales. Para solucionar esto, muchos médicos optan por la llamada 'siembra vaginal' o microbirthding (microparto). 

¿Cómo se hace? Se toma una muestra de fluidos vaginales de la madre y cuando el bebé nace, se le 'baña' con ellos. Se le aplica en piel, boca y ojos. De esta forma, los defensores de la técnica aseguran que al bebé se le aportan todas esas bacterias presentes en los fluidos vaginales de la madre que debería arrastrar al nacer de forma natural. Bacterias (muchas de ellas de carácter intestinal) que pueden minimizar el riesgo de que el recién nacido contraiga algunas enfermedades. 

Pero... ¿no tiene riesgos? 

Los riesgos de la siembra vaginal para el recién nacido

Algunos médicos especializados en neonatología han alertado sobre los riesgos de esta práctica, una técnica que nació en Australia y está cada vez más extendida. Entre los médicos que rechazan esta maniobra está Aubrey Cunnington, del Imperial College de Londres (Reino Unido). Lo detractores de la 'siembra vaginal' aseguran que el remedio es peor que la enfermedad. Es decir, que 'pintar' a los bebés recién nacidos con las bacterias de su madre, puede transmitirles todas estas enfermedades: 

- Clamidia

- Gonorrea

- Herpes simple

- Estreptococos del grupo B

Todas estas infecciones pueden ser peligrosas para el recién nacido. Estos médicos aseguran que los beneficios que esta técnica pueda tener para el bebé son insignificantes en comparación con los peligros a los que se le somete. 

En el lado opuesto, los estudios que alertan sobre los problemas que pueden tener los niños que nacen por cesárea. Por ejemplo, según estos estudios, un recién nacido por cesárea tiene un 52% más de posibilidades de padecer asma que uno que nace de forma natural. 

Los fluidos vaginales de la madre aportan a los bebés bacterias que les ayuda a inmunizarse frente a ciertas enfermedades. Sin embargo, aún no existen suficientes estudios que demuestren que la siembra vaginal pueda sustituir al paso natural del bebé por el canal de parto.

12 recuerdos del embarazo y la maternidad en fotos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud