Qué hacer para que el niño aprenda a usar el orinal

  • compartidos

Me acuerdo perfectamente la primera vez que mi hija hizo su primera caca en un orinal. Con carita de asombro, ella nos trajo el orinal para que pudiésemos ver ¡su primera y grande obra! Jamás me olvidaré de lo sorprendida y alegre que estaba ella. ‘Mira, mira...’, nos decía ella. El momento en que ella dejó el pañal y empezó a hacer sus necesidades en el orinal, fue un paso muy importante para ella. Y para nosotros también, por supuestísimo.

Cuando los niños empiezan a usar el orinal

Enseñar a los hijos a ir al baño

Hacia los dos o tres años de edad, cuando los niños suelen abandonar el pañal, tanto por el día como por la noche, es necesario fomentar que ellos se vayan solos al baño. Te cuento cómo lo he conseguido con mi hija.

1. Lo primero que hemos hecho fue armarnos de paciencia y de todo material necesario. Hemos comprado un orinal con carita de pato, ya que era el animal preferido de nuestra hija, el dibujo que más le gustaba pintar o colorear. También hemos comprado una alfombra antideslizante para que al sentarse en el orinal, ella no pudiese resbalar y caer.

2. Hemos puesto el orinal al lado del vaso o retrete sanitario para que ella ya se fuera acostumbrando para que si quería orinar o hacer caca había que ir al baño. Para motivarla, improvisamos una pequeña librería en el baño con libros de cuentos infantiles.

3. La hemos familiarizado con el orinal. Le pedimos que se sentara y que se sintiera muy cómoda al sentarse. Al principio lo hizo con ropa y luego sin pañales.

4. Le hemos pedido que nos avisara la hora que tenía ganas de irse al baño. Al principio la acompañamos, primero de día luego de noche. Y luego la fuimos animando a sentarse al orinal antes o después de desayunar, antes del baño, y antes de irse a la cama a dormir. Hemos creado poco a poco, hábitos en cuanto al horario.

5. El siguiente paso fue enseñar a nuestra hija a bajar los pantalones o subir las faldas, y a quitarse la ropa íntima antes de sentarse al orinal. Eso fue más difícil, aunque a su edad, ella no tenía que usar cremalleras. Que toda su ropa era ajustada con elasticos, facilitó mucho el vestir y desvestirse de ella. Y una vez que aprendió, aún siguió necesitando de nuestra ayuda.

6. También es importante enseñar a los niños hábitos de higiene después de usar el orinal, como a limpiarse y lavarse las manos después de usar el orinal. Para ello, hemos puesto un escalón antideslizante para que puedan alcanzar el grifo.

7. Una de las cosas que también hemos experimentado en esta etapa fue dejarla sola para que hiciera sus necesidades y que nos llamara cuando fuera el momento de limpiarla. Eso sí, no podíamos tardar mucho en limpiarla para evitar que ella tuviera asaduras o eczemas en su culo.

8. Si tu hijo se siente arropado, comprendido y acompañado en todas sus etapas, será más fácil conseguir que aprenda todo más rápidamente. Las riñas, así como los castigos son contraproducentes cuando nuestros hijos están aprendiendo y creciendo.

9. Una vez que nuestra hija ya estaba acostumbrada al orinal, ha sido el momento de empezar con el vaso sanitario. Hemos comprado un divertido y alegre adaptador, y fuimos motivándola con paciencia y apoyo, incluso para que ella pudiese, solita, tirar la cadena de agua.

10. Cada vez que nuestra hija aprendía algo nuevo, nosotros celebrábamos con ella, regalándole un nuevo libro, un nuevo cuento. Y así fue que, de etapas en etapas, ella fue haciendo una pequeña biblioteca en el baño.

Dibujos para colorear de objetos del baño

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud