Los apodos cariñosos que usamos con los niños

  • compartidos

A lo largo de los años los he escuchado apodos para niños de todos los tipos: cariñosos, graciosos, gráficos, representativos, sorprendentes, pijos, muy pijos... Los apodos no son otra cosa que ese mote que utilizamos para llamar a nuestros hijos en lugar de usar su nombre de pila. Muchos adultos se niegan a desvelar el apodo que tenían de niños, y es que, quizás unas orejas bien grandes, unos dientes exagerados, unos kilos de más o el hecho de llevar gafas les hicieron ganar un mote que arruinó su infancia.

Apodos para bebés y niños

Apodos para bebés

Sin embargo, en esta ocasión no hablaremos de esos apodos que nos ponían algunos compañeros de clase con mala idea, sino de aquellos nombres graciosos o cariñosos que usaban nuestros padres con nosotros o nosotros inventamos para nuestros hijos.

He hecho un sondeo y he encontrado un montón de apodos de muchos tipos diferentes:

- Apodos relacionados con la comida: calabacita, a una amiga con mucha cantidad de pelo de un color entre rubio y pelirrojo. También conozco algunos que recibieron motes como galletita o pastelito. 

- Apodos relacionados con los cuentos: pirata, príncipe, princesa, Kika... 

- Apodos para bebés: cariño, nene, cuchi, gordo, vida, gordito, bolita, solete, cielo, tesoro, muñeco. Son apodos cariñosos y muchas veces muy cursis, pero que nos encantan porque los bebés son tan pequeños, bonitos y tiernos que nos inspiran esos motes.

- Apodos relacionados con los animales: bichito, ratoncito, gatito, pollito, osito. Solemos ponerlos en diminutivo para ayudar a suavizar el mote, ya que en ocasiones puede sonar brusca o grosera su forma tradicional.

- Apodos gráficos: terremoto, ojazos, chiquitín, chiquitina, pitufo, flaco, pecosa...

- Apodos derivados del nombre: Gigi para Guillermina; Guille para Guillermo, Paco para Francisco; Teté para Teresa; Lulú para Lucía, Colate para Nicolás, Dudu para Eduardo, Pepe para Jose, Nacho para Ignacio...

La mayoría de nosotros perdemos muchos de estos apodos cuando crecemos y nos hacemos adultos, pero en algunos casos todavía persisten y algunas personas en secreto siguen siendo en su casa, aun habiendo pasado los 40: Luisito, gusanito o pelusa, ¿verdad?

Nombres de bebés famosos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud