Madres en el mundo: en qué país es mejor ser madre

  • compartidos

La organización humanitaria Save The Children publica cada año el ranking de países de los mejores países para ser madre. A la cabeza continúan estando, como en anteriores ediciones, los países nórdicos europeos, mientras que los países del África subsahariana son los peores. La diferencia entre los que intentan llegar al mínimo y los que luchan por alcancar lo máximo sigue creciendo.

Los mejores países para ser madre

Madre con bebé

En función de factores como el estatus económico, de salud, educativo y político de las madres, y analizando el bienestar básico de sus hijos e hijas, el decimotercer Informe sobre el Estado Mundial de las Madres ha llegado a la conclusión de que Noruega, Finlanndia, Islandia y Dinamarca son los mejores países para ser madre. Así, ocho de los diez países que encabezan el ranking se encuentran en Europa, mientras que ocho de los diez peores países para ser madre se encuentran en África subsahariana.

Mientras que en Noruega una mujer recibe de media 18 años de educación, tiene una esperanza de vida de 82 años, el 82 por ciento usa métodos anticonceptivos y tan sólo 1 de cada 175 madres está en riesgo de perder a un hijo antes de que cumpla los cinco años, en Níger la esperanza de vida de las mujeres es de 56 años, reciben de media 4 años de educación, tan sólo el 5 por ciento usa métodos anticonceptivos y 1 de cada 7 niños muere antes de su quinto cumpleaños. España ha bajado 4 puestos respecto al año pasado y ocupa el decimosexto lugar.

Entrando en detalles, Somalia es el último país de una lista de 179 países analizados, por debajo de Mali, República Centroafricana y República Democrática del Congo. Pero lo que realmente importa es cómo salir de la parte baja de esta tabla y tiene que ver, sobre todo, con mejoras en las cuestiones directamente relacionadas con la salud, la esperanza de vida, la atención sanitaria, el acceso a métodos anticonceptivos y la erradicación de la pobreza. En cambio, son los aspectos sociales los que establecen la diferencia entre los primeros clasificados. Así se han medido las posibilidades que tienen las madres de acceder y permanecer en el empleo, de participar en las decisiones políticas o de recibir educación.

Las clasificación sobre el bienestar de las madres y sus hijos tiene dos caras dentro de la misma moneda. Por un lado, alcanzar el mínimo, las necesidades básicas y, por otro, llegar al ideal. La alimentación es precisamente una de estas necesitadades básicas y la desnutrición sigue siendo la causa subyacente de por lo menos un quinto de la mortalidad materna, y es responsable de más de 2,6 millones de muertes infantiles al año, en los diez países que ocupan los últimos lugares del ranking, pues siete de ellos se encuentran en medio de una crisis alimentaria. 

Según el informe, una correcta nutrición durante los primeros 1.000 desde el comienzo del embarazo es crucial para proteger tanto a madres como a hijos. Desde Save the Children se ha lanzado el mensaje de que existen 6 medidas esenciales que actúan como salvavidas en esos 1.000 días y que pueden llegar a cualquier madre del mundo: lactancia materna, alimentación suplementaria, vitamina A, hierro, zinc y buenas prácticas de higiene. Sólo la lactancia materna podría salvar la vida de un millón de niños al año, sin embargo menos del 40 por ciento de los niños y niñas en países en desarrollo se benefician de la lactancia materna exclusiva por falta de programas concretos que promuevan esta práctica.

Marisol Nuevo. Guiainfantil.com

Ideas para llevar al bebé en brazos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud