El bebé debe olvidarse del chupete antes de los tres años

  • compartidos

¿Cómo puedo quitar el chupete a mi bebé sin que se de cuenta o sin que la retirada del chupete suponga un trauma para él? Cuando me hice esta pregunta, supe que el mejor camino era que mi bebé decidiera prescindir del chupete por sí mismo, pero como para los niños es difícil, si esto no se produce, los padres debemos tomar cartas en el asunto para que nuestros hijos se olviden del chupete antes de que el chupete ejerza un impacto negativo sobre los niños.

El chupete del bebé, ¿cómo usarlo y cuándo abandonarlo?

Bebé en brazos de su madre

Y es que el chupete tiene su función y numerosos beneficios sobre la primera etapa del desarrollo del bebé, ya que además de calmarle, algunos estudios han revelado que previene la muerte súbita del lactante. Igual que, por un lado, no debe ofrecerse el chupete demasiado pronto, hasta que no esté bien instaurada la lactancia materna, es decir, a partir del mes o mes y medio tras el nacimiento, tampoco debe retirarse demasiado tarde, es decir, más allá de los 3 años de edad.

Loa recién nacidos nacen con el reflejo de succión que les ayuda a agarrarse al pezón del pecho para alimentarse. Gracias a este reflejo de succión, cuando ya ha establecido buenos hábitos en la lactancia materna, el chupete calma y tranquiliza al bebé y no crea ninguna dificultad en su desarrollo a corto plazo.

A partir del año o el año y medio, la necesidad natural de chupar de los niños disminuye, a medida que ganan en autonomía e independencia. En esta etapa, los bebés viven un intenso proceso de evolución hacia un desarrollo superior, son más activos en general, pero el chupete continúa siendo una herramienta que les ayuda a relajarse. Por este motivo, el uso continuado del chupete crea un hábito y cuanto más lo usan más lo quieren. Es recomendable que a partir del año y medio, los bebés empiecen a usar el chupete sólo para dormir, por ejemplo, y los padres podemos ir "olvidándonos de él" en ocasiones, para acostumbrar al bebé a pasar momentos sin su chupete.

El impacto negativo que puede tener el chupete sobre los niños se manifiesta hacia los 3 o 4 años. El uso continuado del chupete puede dar lugar a malformaciones en el paladar y en los dientes debidos a su uso, aunque este impacto es menor cuando los niños usan chupete que en los que usan el dedo, ya que el pulgar ejerce además una fuerza sobre el paladar, que el chupete no ejerce. Por este motivo, es muy importante que al abandonar el chupete, el bebé no trate de sustituirlo por el dedo, ya que chupete se lo podemos quitar, pero el dedo no.

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com

Shantala paso a paso. Masaje terapéutico para bebés y niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud