¿Qué hacer cuando el bebé dice NO a todo?

  • compartidos

'¿Quieres que vayamos al parque?'... '¡NO!', 'vamos a vestirnos'... '¡NO!', '¿jugamos a las construcciones?'... '¡NO!' Da igual lo que preguntemos al niño, la respuesta siempre será un rotundo y sonoro NO.

A este tipo de negaciones que suelen hacer los bebés se le conoce como la etapa del no y, no sólo no es algo raro, sino que es muy común. Además, estás de enhorabuena porque tu hijo ha dado un gran paso evolutivo, empieza a ser independiente y autosuficiente. 

Mi hijo dice que NO a todo, ¿qué hago?

La etapa de negación en la infancia

Mis hijos no han pasado una etapa del no muy desesperante, nada más allá de lo normal, sin embargo, mi sobrina la tuvo muy intensa, tanto que ya daba miedo preguntarle nada porque parecía estar enfadada con el mundo y querer pelea a todas horas. Afortunadamente fue una fase.

Y es que, cuando el niño dice 'NO' lo que está haciendo es fortalecer su propia individualidad. Suele comenzar alrededor de los 15 meses de vida, es entonces cuando los niños comienzan a experimentar, a provocar situaciones para ver qué ocurre, a poner a prueba a papá y mamá. No se trata de llevar la contraria por diversión, es simplemente una forma de aprendizaje.

No estamos perdiendo autoridad, pero sí podemos controlar estas situaciones. Antes de nada es importante saber por qué el niño dice 'NO' a todo, hay varias razones: está cansado, se siente inseguro, quiere nuestra atención, se siente frustrado y, la más importante, está forjando su personalidad. ¿Cómo podemos controlar estas situaciones? 

- Dar otras alternativas al niño: si no quiere ponerse el vestido azul, deja que elija el que le guste. Son niños pero mientras que sus decisiones no sean perjudiciales, podemos dejarles espacio para opinar y decidir.

- Ojo con el exceso de reglas: cuando los niños tienen demasiadas normas que cumplir, puede que en lugar de obedientes se rebelen e intenten no sentirse tan controlados.

- No decir NO a todo: si nosotros continuamente le decimos 'no toques eso', 'no te subas al sillón', 'no saltes en los charcos', ¿cómo queremos que no digan que no? Podemos utilizar otras opciones como: 'si te subes al sillón podrás caerte y hacerte daño' o 'si saltas los charcos sin botas de lluvia te mojarás los pies y tendremos que volver a casa'.

- Respeta las rutinas del niño: si no ha descansado bien o tiene hambre estará más irascible y nervioso.

- Paciencia: respirar hondo y no perder los nervios, poner de nuestra parte para evitar situaciones que vayan a desembocar en una rabieta y emplear la empatía para comprender el momento que están viviendo.

Frases de amistad para educar y motivar a los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud