Cuando el bebé no quiere ir en la silla de paseo

  • compartidos

Hay bebés muy tranquilos y pacíficos que pueden estar un largo rato sentados en la silla de paseo y no protestan nunca. Se entretienen mirando lo que ocurre a su alrededor y no sienten la necesidad de que les saquen de la silla.

Otros bebés, en cambio, son el caso opuesto, no les gusta nada la silla de paseo, tampoco la del coche, ni la trona o la hamaca. En seguida comienzan a llorar para que papá o mamá les coja en brazos. 

Qué hacer cuando el bebé no quiere estar sentado en la silla de paseo

Bebés que no quieren ir sentados en su sillita

Yo he estado en este último caso, dejaba a mi bebé en la trona para poder preparar su papilla y no me había alejado un paso cuando comenzaba a llorar para que le tomara entre los brazos. Era complicado poder hacer cualquier actividad porque no quería otra cosa que brazos. No tuve más remedio que agudizar el ingenio, por lo que os contaré los trucos que pongo en práctica para que el bebé aguante un rato más en la silla y nuestra espalda, hombros y cervicales no sufran las consecuencias de portar al bebé siempre en brazos. 

- Al salir de paseo puedes ir por sitios que capten su atención, colocar la sillita mirando hacia delante para que pueda ir viendo todo lo que ocurre y no sólo tu cara. Si al cabo de un rato se cansa y puedes pasarle a la mochila portabebés para que cambie de posición o parar en un banco y jugar un ratito fuera de la silla.

- También ayuda darle un trocito de pan o una galleta, si ya puede tomarlas para que el bebé esté entretenido durante un rato.

- Ponerle el chupete suele calmarles.

- Llevar su muñeco favorito o un juguete que le tenga entretenido suele ser eficaz.

- En casa si no tolera la silla o la trona puedes extender una mantita de juegos en el suelo o una alfombra y ponerle sobre ella, ya sea sentado o boca abajo, según sus aptitudes y situar a su alcance juguetes que le entretengan. Así no se sentirá tan atado.

- En el coche no podemos flaquear a la hora de sentarle porque comience a llorar. Tenemos que asegurarnos que el arnés está firme y bien agarrado a la silla y ésta al coche. Puedes poner un CD de música infantil, intentar realizar trayectos cortos y tener a mano algún juguete que le entretenga.

Y, si ninguno de estos trucos te funciona sólo te queda aplicar grandes dosis de... paciencia.

Fotos a bebés dormilones

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud