Michelle Obama y Big Bird contra la obesidad infantil

  • compartidos

Michelle Obama, es conocida en todo el mundo por ser la mujer del presidente de Estados Unidos. Sin embargo, esta abogada estadounidense, no se limita a aparecer de acompañante de su marido en actos oficiales.

A la primera dama estadounidense la hemos visto bailando, plantando un huerto, haciendo flexiones en programas televisivos o participando en carreras de sacos. Incluso, Michelle Obama ha sido la encargada de entregar el galardón a la mejor película en los Oscar 2013.  

Dentro de toda esta incesante actividad, hay un objetivo por el que Michelle Obama lucha desde hace tiempo: combatir la obesidad infantil. Por este motivo, ha grabado dos anuncios para la televisión con Big Bird, (la Gallina Caponata en España), la estrella del programa infantil Barrio Sésamo (Sesamo Street).

Michelle Obama y Big Bird contra la obesidad infantil

Obesidad y sobrepeso infantil

Y es que, el alarmante aumento de casos de sobrepeso en la infancia ha llevado a Michelle Obama a tomar cartas en el asunto. En estos anuncios, la primera dama y Big Bird, tratan de animar a los niños a comer sano y a hacer más ejercicio. Incitan a los niños a comer frutas y verduras y a consumir menos calorías.

Los casos de sobrepeso infantil no sólo son motivo de alarma en Estados Unidos, sino que representa uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se calcula que hay 42 millones de niños con sobrepeso en todo el mundo. 

Una buena alimentación en la infancia es síntoma de buena salud. Los niños bien alimentados son niños sanos y los padres tenemos un papel fundamental en la correcta alimentación de nuestros hijos.  

Si no tienes claro si tu hijo subre de sobrepeso, puedes guiarte por la tabla de percentil infantil, en la que has de cruzar la edad con el peso del niño para obtener el resultado: si está en su peso, bajo de peso o sufre obesidad. Si tu hijo o hija está en el último caso, he aquí algunos consejos para conseguir que coman bien y sano:

  • Los niños han de llevar una dieta variada y equilibrada
  • Hay que seguir la pirámide nutricional infantil, según la cual los alimentos básicos son los cereales, patatas y legumbres, seguidos por frutas y verduras, después lácteos, carnes y pescados, y por último, en el escalón superior de la pirámide, todo aquello que no se debe consumir en exceso: las grasas y azúcares.
  • Beber entre uno y dos litros de agua al día
  • Reducir la ingesta de sal
  • Realizar 5 comidas diarias: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena

Todo ello, unido a la realización de un ejercicio físico constante y moderado conseguirá que nuestros hijos no sufran la obesidad infantil y sus consecuencias. 

Alba Caraballo. Editora de Guiainfantil.com

Dibujos para colorear de deportes

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud