Los alimentos más rechazados por los niños

  • compartidos

¿Por qué será que todos los niños ven unas espinacas y ponen cara de asco? La situación se repite con las acelgas, puerros, alcachofas o judías verdes. Son pocos los niños que parecen aceptar sin problemas las verduras, los más, se muestran quisquillosos y reacios a comerlas.

Los niños prefieren saltarse la comida que contenga alimentos que no les gustan, recibir reprimendas o exponerse a que las madres volvamos a ponerles el plato para merendar o cenar antes que simplemente degustar un plato de verdura.

Los alimentos más odiados en la infancia

Qué alimentos odian los niños

Una reciente encuesta sobre hábitos alimentarios realizada en Brasil demostró que las verdura (lechuga, espinacas, brócoli, berenjena...) son los grandes enemigos de los niños, tanto es así que a un 75% de ellos no les gusta. Las legumbres les siguen con un 66% que se muestra reacio a comerlas. Estoy segura que el dato es extrapolable a cualquier otro país.

Las razones que dieron los niños eran que no les gustaba su aspecto ni tampoco su sabor, algunos incluso pensaban que era demasiado amargo. Un 11% agregaron a esas razones, que eran alimentos que les resultaban difícil masticar

Y, ¿sabéis cuál es la reacción de los niños ante un plato de esa comida que no les gusta? Según este estudio, un 46% de los niños se saltan el desayuno, un 20% el almuerzo y un 23% la cena. Cualquier excusa es buena para ello: 'no tengo hambre', 'me duele la tripa', 'ya comí en el colegio'...

Este gran caballo de batalla que son las verduras y las frutas, tienen frente a ellas a un caballo ganador. ¿Cuáles crees que son los alimentos que más les gustan? Los niños lo tienen meridianamente claro: la pasta y el pan. Un 96% de los niños afirmaron que les gustaban estos alimentos.

Trucos para que los niños coman verduras

No resulta una novedad que a muchos niños un plato de verdura le amargue el día, pero como los padres sabemos que han de formar parte de su dieta, ¿qué podemos hacer?

- Si les gusta la pasta, aprovechemos ese recurso para elaborar nuevas comidas introduciendo las verduras, por ejemplo, una pizza de calabacín, espaguetis con champiñones o una ensalada de pasta con verduras.

- Una de las quejas que dan los niños ante el plato de verduras es su amargo sabor, sin embargo no todas las verduras son amargas, prueba a endulzar con el maíz, calabaza, guisantes o zanahoria.

- Llenar el plato del niño con verduras y obligarle a comerlas es un error, podemos poner unas pocas como guarnición.

- Comenzar a introducirlas desde la más temprana infancia y que vean tus hijos que tu también los comes es una pauta importante para introducirlas en su dieta.

El tamaño de tu bebé en el embarazo con frutas y verduras

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud