El primer día de la lactancia materna

  • compartidos

Ser madre primeriza supone a enfrentarse a múltiples situaciones nuevas, muchas de ellas juntas ,y en muy corto espacio de tiempo. Esta avalancha de novedades puede abrumar a la mamá pero no se trata de convertirse en súper mamá en 24 horas, hay que ir enfrentándose a las situaciones con ánimo y tranquilidad, quizás no lo hagamos bien al principio, pero poco a poco iremos ganando experiencia. Una de estas situaciones es la lactancia materna que se inicia minutos después del parto.

Qué sucede en los primeros momentos de la lactancia

Los primeros momentos de la lactancia materna

Durante los primeros días el pecho todavía no produce leche pero sí un líquido llamado calostro. Muchas mamás introducen en estos momentos un biberón de apoyo ante la duda de que el bebé tenga suficiente alimento, pero es importante saber que el calostro es muy rico en nutrientes y es suficiente para alimentar al bebé durante los primeros momentos.

Actualmente en muchas maternidades lo primero que hacen tras el nacimiento del bebé es comprobar su estado, envolverle y ponerle al pecho de la madre para que la lactancia se inicie lo antes posible. En mis tres partos, todavía en la camilla en el quirófano, me pusieron a los bebés al pecho para que comenzaran a mamar, y siempre me ha resultado milagroso cómo nada más nacer se enganchaban sin problema ninguno y comenzaban a succionar como si lo hubiesen hecho toda su vida.

Las primeras succiones son extrañas, es una mezcla de extrañeza física ante la sensación de que el bebé esté chupando, ganas de protegerle, cariño, dudas...

Recuerdo que tras las primeras tomas, comencé a sentir dolor, un dolor que fue en aumento y me resultó muy desagradable los primeros días. Mis amigas también lo recuerdan con terror: '¡por qué ninguna me contásteis lo que duele la lactancia, tanto contarme vuestros partos, y os olvidásteis de decirme esto!', protestaba María indignada entre amenazas de abandonar la lactancia. Conozco también otros casos de mamás que no soportaron el dolor que les causó los primeros días y abandonaron.

Hoy en día, existen un montón de grupos de apoyo a la lactancia materna que ayudan a las mamás a poner bien al bebé al pecho, que es la principal garantía de éxito y disfrute de la lactancia. Matronas y expertos recomiendan:

- poner frecuentemente al bebé al pecho aunque todavía no salga leche, así se estimula su producción.

- despertar al bebé si es dormilón y no dejarle más de dos o tres horas sin ponerle al pecho, incluso de noche.

- cuidar el pezón desde los primeros momentos manteniendo una buena posición del bebé al pecho para evitar grietas.

- al terminar la toma, extender un poco de leche en el pezón para evitar heridas y enrojecimiento.

- dar el pecho a demanda.

- alternar cada pecho y siempre comenzar con el que hemos terminado.

La lactancia materna en el arte. El arte de amamantar a los bebés

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud