Antojos durante la lactancia materna

  • compartidos

Si mencionamos la palabra antojos, a todos se nos viene a la cabeza la imagen de una embarazada con la necesidad imperiosa de comerse una bandeja entera de chocolatinas o un bote de pepinillos. Sin embargo, nunca se habla de los antojos durante el período de lactancia y sí, es algo que les ocurre a muchas mujeres... ¡y yo soy una de ellas!

La alimentación durante la lactancia

Antojos en la mamá durante la lactancia

Nunca le había puesto nombre y sin embargo, durante el período de lactancia de mi primer y segundo hijo no paré de comer regalices, me volví loca por esas pequeñas barritas rojas rellenas de azúcar blanco. Tanto es así que en los paseos por el parque siempre intentaba pasar por una tienda de golosinas para no quedarme sin provisiones.

Con mi tercer hijo, el antojo ha sido el chocolate. Tuve diabetes gestacional y mi dieta era muy estricta y, por supuesto, carente de azúcares. No sé si fue esto, pero mi obsesión ha sido y todavía es el chocolate negro, ya sea con almendras, con avellanas, sólo o relleno de trufa. No hay quien me pare, tanto es así que he llegado a comerme una tableta entera en día y medio.

Busqué en Internet información relativa a los antojos durante la lactancia y no encontré nada, así que hablé con mis amigas para saber si les había pasado algo similar. Algunas me miraron como si yo fuera de otra galaxia, pero otras respondieron con un sonoro... ¡Sííííí! Varias tuvieron una cierta apetencia por algún tipo de alimentos.

En realidad, el cuerpo humano es muy sabio e igualmente que ocurre durante el embarazo, alguna carencia en nuestra alimentación puede que nos haga sentirnos más atraídos por algunos alimentos. Yo estaba baja de hierro y no comí nada de azúcar en meses, quizás aquello hizo que se desbordara mi necesidad de chocolate.

También es normal notar una sensación de sed al dar de mamar al bebé, es muy común. El cuerpo demanda líquidos para poder producir la suficiente leche, de hecho a mi la matrona me recomendó beber 2 litros de agua al día.

En estos momentos estoy intentando controlar mi dependencia del chocolate porque una también tiene que cuidarse e intentar recuperar la línea, pero... ¡lo que daría en estos momentos por unas cuantas chocolatinas!

La lactancia materna en el arte. El arte de amamantar a los bebés

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud