Lo que comen y no comen las embarazadas según su nacionalidad

  • compartidos

Un embarazo es un embarazo aquí y en Tombuctú, ¿verdad? Pues no. Parece ser que las autoridades médicas no se ponen de acuerdo a nivel global respecto a los alimentos permitidos y aquellos que están prohibidos para toda embarazada. Tanto es así que cada país impone sus propias recomendaciones, y lo que está permitido en tu país, está contraindicado en el país vecino. Sorprendente.

He aquí un pequeño test: ¿en qué país las embarazadas pueden comer sushi?, ¿en cuál toman alguna copita de vino o champagne?, ¿cuál tiene totalmente permitido el queso feta? Japón, Francia y Grecia son las respuestas para cada una de estas preguntas.

Qué comen las embarazadas según su país de origen

Lo que comen las embarazadas según su nacionalidad

Una de las cosas que peor llevé en el embarazo fue las prohibiciones alimenticias. Cómo eché de menos esas lonchas de jamón serrano o esas tostas de paté, una cena a base de sushi o una ensalada de queso feta. No puedes beber una copa de vino en una celebración ni pasarte demasiado con la cafeína aunque te caigas de sueño.

Las prohibiciones alimentarias en el embarazo están dirigidas a evitar la listeria, salmonela o toxoplasmosis (que pueden contener alimentos crudos, poco cocinados o no lavados) o el impacto que puede tener en el feto en desarrollo (como en el caso de la cafeína y el alcohol). Basándonos en esta premisa, muchos países mantienen las mismas recomendaciones, aunque cuando la tradición alimentaria es muy fuerte, se hace la vista gorda.

He aquí un ejemplo de lo que se puede y no se puede comer según sea tu nacionalidad:

- Las japonesas siguen comiendo sushi y sashimi durante la gestación como si fuese lo más normal del mundo.

- En Francia es normal beber una copa de vino o de champagne, siempre con moderación y sin abusar. Pero no prueban ni una gota de mayonesa casera.

- Las embarazadas griegas aderezan sus platos con su famoso queso feta, una delicia nacional a la que es difícil resistirse.

- Las estadounidenses e italianas no toman salchichas elaboradas con jamón, pavo o salami.

- Las mujeres árabes comen muchos dátiles ya que son buenos para la formación ósea del bebé.

A todo esto hay que sumar los mitos y creencias populares de cada país que ya nada tienen que ver con la ciencia. Por ejemplo, en Filipinas las embarazadas comen huevos crudos ante la creencia de que les ayuda a lubricar la vagina y esto es beneficioso durante el trabajo de parto. En China evitan el cangrejo porque el niño podría salirle con 11 dedos y en algunos lugares de Tanzania las mujeres no comen carne al creer que su bebé podría asumir las características del animal. 

Sea como sea, lo mejor es aplicar el sentido común y seguir una dieta sana y equilibrada, aunque cueste un poquito poner más atención a lo que podemos y no podemos comer y suspiremos por un buen queso brie.

9 cosas que la mujer debe evitar durante el embarazo

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud