¿Qué esconden los zumos, los cereales y los productos light?

  • compartidos

Me encanta la dieta mediterránea, el sabor de sus ingredientes y sus bondades nutricionales para la salud del corazón, prevenir la obesidad y reforzar el sistema inmunológico. Pero cuando voy al hipermercado me cuesta no caer en la tentación y comprar alimentos fáciles de abrir, preparar y consumir.

En cambio, me resisto y, dentro de los productos no tan saludables o no tan naturales, pero que les encantan a los niños, compro zumos en lugar de refrescos porque pienso que son más sanos, cereales para el desayuno en lugar de bollería industrial para hacerlo más variado y productos "light" porque entiendo que contienen menos azúcares y grasas que el resto. Y, aún así, desde la Asociación Española de Pediatría (AEP), me advierten que algunos de estos productos no son tan sanos como parecen y que son los "falsos" amigos de la dieta infantil.

 Falsos amigos de la dieta infantil

Ninacereal 

En el caso de los zumos, la AEP considera que son aceptables, pero su consumo excesivo, favorece un dieta de baja calidad nutricional debido a que no son fruta. La que se emplea para su fabricación rara vez se exprime totalmente y se somete a tratamientos de calor o concentración, que trasforman la composición original de la fruta. Además, los zumos envasados pueden aportar demasiadas calorías, debido a un exceso de azúcares, que se asocia al sobrepeso infantil y al riesgo de caries, y no aportan fibra. Su consumo puede relegar a otras bebidas más saludables como el agua y la leche.

Respecto a los cereales para el desayuno, recomendables por su aporte de hidratos de carbono de absorción lenta y fibra, tras una comparativa realizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) con 10 marcas, se encontró que todos sobrepasan los niveles de azúcar recomendables, llegando al 30 por ciento cuando el límite es un 12,5 por ciento. Los productos "light" tampoco se libran de esta criba. En su composición no hay azúcares, en cambio están presentes otros edulcorantes como el sorbitol, que puede causar trastornos gastrointestinales. Y además, estos edulcorantes sin calorías siguen conteniendo ácidos que deterioran los dientes.

Un capítulo aparte merecerían determinados dulces que hablan del calcio o de las vitaminas que aportan, sin mencionar las grasas, edulcorantes y otros componentes que contienen y que están presentes en las barritas de chocolate con leche y otros dulces a base de leche. Aunque es cierto que aportan calcio, contienen gran cantidad de grasas y azúcares.

Marisol Nuevo. Redactora

Dibujos de frutas para colorear con los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud