Muévete por tus hijos, el ejercicio es salud

  • compartidos

Muchas madres nos pasamos las tardes en el coche, llevando y recogiendo a nuestros hijos de las clases extraescolares de fútbol, ballet, baloncesto, kárate, judo, padel, natación o tenis. Realmente, supone un esfuerzo por dar gusto a las aficiones de los niños, pero queda de sobra recompensado si tenemos en cuenta los beneficios que el deporte tiene sobre la salud en la infancia.

Me encanta ver cómo se relacionan con otros niños o adultos, comprendiendo las reglas del juego y experimentando. En los deportes de equipo, los niños se hacen más colaboradores y menos individualistas. A los más retraídos les ayuda a superar la timidez, y a ampliar sus mecanismos de relación social, seguridad y confianza en sí mismos. Y a los más nerviosos les sirve para frenar los impulsos excesivos, que aún no saben controlar por el exceso de energía.

Fútbol y niños jugando

A nivel físico, produce una mejora y un aumento de las posibilidades motoras del niño, contribuye a una adecuada maduración del sistema muscular y esquelético, que son la base para un crecimiento adecuado, potencia la creación de hábitos saludables, desde la propia práctica del ejercicio a una alimentación sana o una adecuada higiene, regula el peso corporal, evitando la obesidad y mejora las funciones cardiovasculares. Pero, quizás, lo más importante para el propio niño sea que la propia actividad física le anime a seguir practicando ejercicio por diversión. Por este motivo, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, en el marco de la Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad (NAOS), ha elaborado una pirámide, como la de la alimentación, donde recomienda a los niños realizar al menos 30 minutos diarios de alguna actividad física moderada como caminar. Varias veces a la semana aconseja practicar algún deporte o ejercicio físico, como la gimnasia, la natación, el tenis, el atletismo o los deportes de equipo. Y advierte que las actividades sedentarias (televisión, ordenador o videojuegos) sólo deben realizarse de forma ocasional, ya que pueden tener efectos negativos en la salud infantil. Marisol Nuevo.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud