Qué decir a los niños cuando preguntan sobre la muerte

  • compartidos

Aunque sabemos que la muerte, igual que la vida, ocurre a cada instante, no solemos estar hablando de este tema así como así y mucho menos con los niños. Preferimos, obviamente, hablar de la vida y de lo importante que es el saber llevarla y disfrutarla.

Sin embargo hay circunstancias, como la muerte de un familiar, de alguien cercano, o de celebraciones como el Día de Todos los Santos, que a veces nos obligan a ello. Y nos preguntamos: ¿Cómo hacerlo?

Cómo hablar de la muerte con los niños

Niño triste

La primera vez que mi hija me preguntó sobre la muerte fue cuando su tortuga, en una mañana, apareció muerta en la pecera. Ella se dio cuenta de que su pequeña mascota no se movía y me preguntó qué pasaba con ella. Sorprendida, yo le dije que probablemente la tortuga estaba malita y que mientras estaría ella en el colegio yo la llevaría al veterinario. Yo sabía que la tortuga estaba muerta, pero lo que yo no quería era tener que explicar a mi pequeña qué era la muerte.

Cuando ella llegó a casa y no vio a su tortuga, me preguntó qué había pasado. Yo le dije que su tortuga se había ido para siempre. Que tenía una 'pupa' tan grande que no pudo con ella y se murió. No se explicar cómo fue su reacción. No creo que ella sintiera dolor por la muerte de su tortuga. Simplemente me dijo que ya no quería más tortugas, que le gustaría tener un perro. ¿Será que ella pensó que la tortuga se fue por voluntad propia? Mi hija tenía entonces 5 añitos.

La muerte es un tema que, por lo general, no nos gusta tocar con los hijos, especialmente cuando son aún muy pequeños. Mentiras como 'se ha ido al cielo' o 'se ha ido a un viaje muy largo', muchas veces confunden al niño en lugar de hacerlo entender realmente de lo que se trata la muerte. La muerte es el fin y punto, no algo temporal ni reversible. Por lo menos eso es lo que sabemos. Al fin y al cabo es muy difícil explicar lo que no sabemos ni conocemos. Los muertos no hablan ni nos cuentan nada sobre la muerte. Podemos y debemos hablar con los niños de todo. Además a ellos, no se les escapa nada. Y a ellos tampoco debemos darles una explicación súper mega científica sobre todo.

Para los temas tan delicados como la muerte, creo que deberíamos estar siempre abiertos a la comunicación con nuestros hijos, escucharlos, comprenderlos y respetar sus sentimientos. Cuánto más sinceros seamos con ellos, mayor capacidad de entendimiento ellos tendrán. Es importante también que usemos un lenguaje muy fluido y sencillo, y que sea apropiado a la edad de cada niño, aunque no siempre las palabras lo dicen todo. La forma y la actitud con las que abordemos el tema dirán mucho más a los niños. Y de eso, no quedarán dudas.

Películas para ver en familia

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud