Mi hijo se comporta fatal y no me escucha

  • compartidos

Muchos de nosotros nos hemos encontrado en una situación en la que los hijos no nos hacen caso, se comportan muy mal y no nos escuchan. El que no se ha encontrado jamás en una situación similar es: o porque no tiene hijos o lo ha hecho muy bien desde el primer momento. Pero, infelizmente, la mayor parte de los padres del siglo XXI no tienen esta suerte.

El mal comportamiento de los niños

Niña hace burla

El ritmo de la sociedad actual, ha llevado a la mayoría de madres a estar dentro del mercado laboral, eso es una realidad difícil de cambiar y más en estos momentos de crisis. Debido a esto, los hijos desde tempranas edades pasan muy pocas horas con sus padres y estos casi no les conocen, inician sus primeras etapas, caminar, utilizar el orinal, comer a trocitos, en las guarderías con profesionales muy capaces pero fuera del entorno ideal de crecimiento que es la familia.

Nadie da las llaves de casa a su hijo aún pequeño o se plantea ser padres sólo de fin de semana. Nadie. Muchas veces es desconocimiento, otras, necesidad. Otras no acertar con las prioridades de la vida, otras ideas muy erradas de lo que es bueno para su educación. ¿Cómo es posible que cuanto más avance esta sociedad en educación y calidad de vida, más carencias afectivas y de valores muestren nuestros niños? ¿Como es posible que la calidad emocional en la que viven sea tan frágil? ¿Por qué tantos niños están medicados con antidepresivos...? ¿Por qué hay tanto fracaso escolar, violencia y acoso en los colegios, desprecio por el dolor ajeno? ¿Por qué si en la escuela se trabaja la integración, la colaboración y la solidaridad, en la calle ante un problema o el dolor de un desconocido la gran mayoría volvemos la cara? Tenemos muy claro qué es lo correcto, lo que ocurre es que creemos que tiene que ser el otro el que haga algo.

En cuanto es uno mismo el que tiene que hacer algo, todo son excusas (no tengo tiempo, no tengo suficiente formación, eso no me toca a mí, los maestros son quienes tienen que educar, los médicos me tienen que solucionar el problema del niño porque es más fácil dar una pastilla que emplear tiempo en escuchar, entender y educar). Si discutir con tu hijo es doloroso, mejor evitar pasar mucho tiempo con él... No, no y mil veces no.

Es cierto que muchas buenas personas no tienen tiempo de educar a sus hijos y cuando surgen los primeros problemas se preocupan, pero como no saben a donde acudir lo dejan pasar y la bola crece hasta que se les escapa de las manos. Y entonces, ¿qué alternativas tenemos? Ante la información escolar de cualquier comportamiento extraño o molesto en los niños, ¿cuantos de nosotros ya nos habíamos dado cuenta antes? Pero no actuamos hasta que el criterio de la sociedad puede rechazar el comportamiento de nuestros hijos y actuamos entonces porque en el fondo los que nos sentimos rechazados somos nosotros mismos a través de nuestros hijos, ya que inconscientemente los padres culpan a sus hijos porque no llegan a las expectativas que se habían creado de ellos.

Emociones, emociones y más emociones sin gestionar desmontando todos nuestros esquemas, crean un clima de crispación en las familias del que todos quieren huir y se cierra el círculo vicioso. Mediadores, coach, asesores familiares, consultores, terapeutas, programadores neurolingüísticos estamos ahí para ayudar a gestionar esas emociones, desgranar los "problemas", dar recursos, encontrar otras formas de hacer las cosas, cambiar comportamientos. Para pararnos a sentir, a ver y escuchar la vida real, no la que queremos que sea, la que es. Enseñamos a los niños a ponerse en el lugar del otro, a distanciarse de los problemas, a tomar perspectivas, a buscar recursos, en definitiva les escuchamos y les enseñamos a escucharse a si mismos.

Elena Martínez Albertos.
Codirectora, asesora y consultora de Swimandcoach

Heridas y quemaduras en los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud