La anestesia epidural: un alivio durante el parto

  • compartidos

Me encanta contestar que sí cuando me preguntan que si he puesto la epidural durante el parto. Para mi, parir sin dolor gracias a la anestesia epidural ha sido un estupendo regalo, un momento inolvidable que me ha permitido recordar con gratitud los segundos en que sentí aliviadas mis contracciones durante el trabajo de parto. ¿Te has puesto la epidural durante tu parto?

La epidural y las molestias del parto

Mamá con recién nacido en brazos

Este regalo se lo debemos a un gran médico investigador español, el doctor Fidel Pagés, quien en marzo de 1921 publica en La Revista Española de Cirugía, un artículo titulado "Anéstesia metamérica", donde describió la anestesia epidural en 43 intervenciones utilizando novocaina al 2 por ciento. Su trabajo fue pronto olvidado al no haber sido traducido en el momento de su publicación y dada la limitada distribución de la revista en donde fue publicado su estudio.

En 1931, el italiano Dogliotti (1897-1966), investigando de forma independiente, presenta la anestesia epidural como descubrimiento propio, recibiendo los honores de la Comunidad Médica Internacional. Por este motivo, muchos autores consideran al cirujano español Pagés como el descubridor de la anestesia epidural y al italiano Achile Mario Dogliotti le reconocen el mérito de haberla difundido y popularizado por todo el mundo. A partir de 1935, la epidural empieza a ser utilizada en el mundo por muchos cirujanos y en 2000, España incluye la epidural en el Sistema Nacional de Salud para el control del dolor en el parto. En este momento, estamos a la cola de Europa en cuanto al parto natural se refiere. Sólo el 1-2 por ciento de las embarazadas españolas prefieren no manipular su parto mediante la administración de la oxitocina y la anestesia epidural, mientras que en el resto de Europa, la cifra de partos naturales asciende del 20 al 30 por ciento. ¿Será porque es gratuita?

Según manifiesta la Asociación El Parto es Nuestro, en la actualidad, cualquier mujer que en España desee dar a luz en su domicilio, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2001, nacieron poco más de mil niños en casa atendidos por profesionales cualificados, ha de recurrir a sufragar de su propio bolsillo la atención profesional de una matrona, y se enfrenta a la extendida y generalizada opinión de que es una opción peligrosa para ella y su hijo, cuando estudios científicos demuestran que no es más que un prejuicio sin evidencia científica alguna que lo sustente. En países como Gran Bretaña, Holanda o Finlandia, entre otros, el parto domiciliario está cubierto por la Seguridad Social y es una alternativa posible al parto hospitalario.

Marisol Nuevo.

Los nombres de los bebés de los famosos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud