La vuelta al cole afecta más a los padres que a los hijos

  • compartidos

Mi hija ha vuelto al cole contentísima. Tenía todo controlado: el uniforme limpio y bien planchado, los libros forrados, la mochila organizada, merienda, y una sonrisa de oreja a oreja. A la vuelta, lo mismo. Vino animada, contándonos todas las novedades del nuevo curso. Yo, a cambio, tenía un lío tremendo en mi agenda. ¡Me faltaban horas! Empieza el cole y muchos padres tienen que hacer verdaderas acrobacias para garantizar la educación, la diversión, y las relaciones sociales de sus hijos.

El primer día de colegio de los niños

Madre despide niño

A veces pienso si no nos estamos pasando con todo eso. Para que los niños tengan la mejor educación, aprendan y hablen idiomas, jueguen, hagan amigos, practiquen un deporte, no vean lo que no deben en la televisión, coman lo que tienen que comer para no convertirse en un niño obeso, y etc., etc., nosotros, los padres, nos desordenamos y acabamos estresados. El súper control que tienen muchos padres sobre sus hijos se les está quitando el norte.

Creo que los hijos nunca estuvieron tan protegidos como ahora. Se les mira con lupa. Qué estudian, si tienen problemas con sus compañeros, si los profesores son buenos, si se cumple la agenda escolar, los deberes, qué se puede hacer para que inviertan mejor su tiempo. Todo son gritos en el cielo, demasiadas preocupaciones, controles, seguridad, y parece que aún así todo es insuficiente.

No es para menos que los psicólogos afirmen que la vuelta al cole afecta más a los padres que a los hijos. Les obligan a cambiar de ritmo de trabajo, a obedecer a horarios estrictos, a hacer más gastos con libros y material escolar, a acudir a reuniones, tutorías, a apuntar a su hijo a una actividad extraescolar, a un deporte, y encima, estar para allá y para acá como si fuesen una pelota de ping pong. Y como si todo eso fuera poco, tienen que mantener una actitud positiva ante su hijo, interesarse por sus asuntos, ayudarle en sus deberes, y a mantenerlos ilusionados por el aprendizaje durante todo el curso. A nuestros hijos no les puede faltar nada, absolutamente nada. Y que no les agobiemos ni preocupemos con la faena que hemos montado.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud