Cómo tener una casa segura y a prueba de niños

  • compartidos

Cuando el bebé empieza a moverse, a gatear y a dar sus primeros pasos, algunos padres llevan la mano a la cabeza preocupados con la seguridad de su pequeño. Mueven algunos muebles, ponen dispositivos de seguridad en los rincones y puertas... todo para que su bebé se mantenga a salvo y alejado de los riesgos de herirse, ahogarse, atragantarse, quemarse, electrocutarse, etc.

11 normas de seguridad de los niños en casa

Bebé con enchufe

Los accidentes más graves que pueden sufrir los pequeños, según las estadísticas, ocurren en el hogar. Para un bebé meterse en lío basta con moverse. Por eso es muy importante, principalmente en la era tecnológica, defenderlos cuanto podamos. No podemos olvidar:

1. Colocar dispositivos de seguridad en los inodoros, puertas, cajones, armarios, en las esquinas de los muebles, etc.

2. Retirar todos los objetos afilados del alcance del bebé: tijeras, pinzas, máquinas de afeitar, cuchillos, etc.

3. Mantener productos como medicamentos, cremas, cosméticos, de limpieza, fuera de la vista de los pequeños.

4. No permitir que el pequeño, durante el baño, juegue con la ducha ni con los grifos. La temperatura del agua debe ser controlada por un adulto.

5. Utilizar antideslizantes en las alfombras de la casa y en los baños, así como en bañeras.

6. Guardar los electrodomésticos (secador de pelo, máquinas de afeitar...) en armarios y alejados del agua.

7. Mantener al bebé alejado de la cocina, así como del cubo de basura y de las escaleras.

8. Al poner el bebé en la sillita de comer, no olvidar de utilizar el cinturón de seguridad.

9. Colocar cubiertas de seguridad sobre los enchufes o tomas de corriente.

10. Evitar poner muebles al lado de las ventanas, para evitar que el pequeño se asome a la ventana.

11. Supervisar y vigilar el bebé por toda la casa. Jamás lo dejes solo.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud