Ha llegado el gran día, ¡tu hijo va al colegio!

  • compartidos

Alguna vez ¿has intentado ponerte en lugar de tu hijo y probar cuál sería tu reacción si tuvieras que probar algo nuevo y a su edad? Claro que muchas de las situaciones que viven tus hijos hoy, tú las has vivido también, sólo que ya no te acuerdas. El primer día de clase es una de estas situaciones. El volver o ir por primera vez al colegio, tanto puede ser un placer como una pesadilla para los niños y/o sus padres.

El primer día de colegio de los niños

Los niños van al colegio

Los sentimientos de los niños son confusos. Desean ir al colegio para reencontrarse o hacer nuevos amigos, jugar y conocer cosas nuevas, y al mismo tiempo no quieren ir porque se sienten cómodos, seguros y más arropados en casa. Llegada la hora de ir o volver al colegio, lo que para los padres podría ser una alegría, se convierte en una situación angustiosa cuando el niño no quiere ir a las clases. Hay algunos padres que después de dejar a su hijo en el cole, en contra de su voluntad, se sienten culpables, como si tuviesen cometido un crimen.

Y te estarás preguntando: ¿qué podemos hacer para sobrevivir a ello?
1- Transmitirle firmeza y entusiasmo. Hacerle ver que lo dejarás en un lugar bonito y protegido, bajo la atención de una maestra, y que allí va aprender y compartir muchas cositas con otros niños de su misma edad. No estaría mal que dieras una vuelta con tu hijo por el colegio antes de dejarlo en su clase. Seguramente, en las reuniones de padres, habréis conocido las instalaciones del colegio.

2- Transmitirle confianza. El niño debe estar seguro de que sólo estará en el colegio por algunas horas y que luego volverá a su casa. El miedo al abandono es lo que lleva, especialmente a los niños primerizos, a montar un "drama" en la entrada del colegio.

3- Transmitirle complicidad y afecto. Cada mañana, antes de que acudan al colegio, revisen juntos la mochila del niño, pregúntale qué quiere llevar de merienda o qué ropa se quiere poner.

4- Transmitirle comprensión y seguridad. Si el niño llora a la hora de despedirse de ti, no cedas ante su llanto y no lo lleves de vuelta a casa. Dile que lo comprendes, explícale que vendrá a buscarlo dentro de unas horitas y busca que este momento no se alargue tanto. El niño debe sentir que lo entiendes y que estás segura de lo que haces.

5- Transmitirle alegría y tranquilidad. Estés segura de que aunque dejes a tu hijo llorando en el cole, que su llanto cesará así que te vayas o que él desvíe su atención hacia otros niños. Debes irte con la certidumbre de que tu hijo estará siendo cuidado y que aprenderá no sólo a escribir y a leer, como también convivir con otros niños.

6- Transmitirle interés. Cuando recojas a tu hijo a la salida del colegio, no te olvides preguntarle cómo fue todo en el colegio. Eso le dará más seguridad para volver al día siguiente.

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com

Dibujos para colorear del colegio

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud