Los efectos del calor excesivo en los niños

  • compartidos

A mí me encanta el calor. El verano me permite quitar ropa de encima, realizar más actividades al aire libre y me anima a comer más frutas e incluso a beber más zumos y agua. La naturaleza es sabia, aunque muchos no den valor o se olviden de las recomendaciones de salud que debemos considerar cuando nuestros hijos están inmersos en las altas temperaturas.

Los efectos del calor en los niños

madre con bebe zumo

Beber agua con frecuencia es esencial durante los días de calor. Y al contrario de lo que muchos piensan, la exposición directa al sol es contraproducente principalmente para los bebés. Los efectos que el calor tiene sobre la salud de los niños representan un gran riesgo, por lo que debemos combatirlos a través de algunos consejos:

1. Beber agua o zumos con frecuencia, aunque no se sienta sed. Crear el hábito en los niños de beber líquidos a cada dos o tres horas.

2. No abusar de los líquidos que contengan colas ni azúcar. Crear la costumbre en los niños a que beban zumos de fruta naturales, sin azúcar ni hielo.

3. Evitar que los bebés estén expuestos directamente al sol. Crear el hábito de pasearlos al sol, en carrito con protección, solamente en las primeras horas del día y jamás al mediodía.

4. Niños con más de dos años que jueguen al sol deben llevar protector solar en la piel, ropas claras, holgadas y ligeras, sombreros y gorros. Deben siempre evitar estar bajo el sol al mediodía.

5. Permanecer el mayor tiempo en lugares frescos, a la sombra o climatizados.

6. Evitar actividades o esfuerzos físicos en las horas de más calor (entre las 12 y las 17 horas)

7. Evitar dejar a los niños encerrados durante mucho tiempo en vehículos estacionados y cerrados.

8. Si notas que el niño se siente fatigado y apagado, ofrézcale líquidos azucarados. Si el niño sigue presentando síntomas de cansancio, llévelo al médico.

9. Mantener las medicinas en lugar fresco y los alimentos bien refrigerados.

10. Preparar comidas ligeras que ayuden a los niños a reponer las sales perdidas por el sudor. Debemos ofrecerles frutas, verduras, zumos y batidos, etc. No está en nuestras manos alterar el tiempo, es decir, disminuir las temperaturas, pero sí combatir los efectos del calor en nuestra familia.

Dibujos para colorear de la playa

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud