Fortalece a tu hijo frente a los obstáculos de la vida

  • compartidos

¿Cómo fortalecer a los hijos para que ellos, cuando crezcan, sepan enfrentarse a las dificultades y a los obstáculos de la vida? ¿Cómo prepararles, en este sentido?

Les enseñamos a comer, a caminar, a dormir, a jugar y a prácticamente todo, pero nos olvidamos muchas veces, de aprovechar las actividades, placeres y obligaciones diarias, para educar a los hijos a que sean fuertes en su forma de vivir.

10 consejos para ayudar a los niños a superar los obstáculos

Niño escala

En su último libro, titulado Fortalece a tu hijo. Guía para afrontar las adversidades de la vida, Javier Urra revela algunas estrategias con las que podemos educar a los niños para que sean fuertes frente a los acontecimientos que les rodean. Os paso algunos tópicos que me han llamado más la atención:

1- Debemos evitar ser radicales, como por ejemplo, en nuestras certezas. Nada es absolutamente cierto o correcto.

2- Estimulemos la creatividad de los niños, vital para afrontar las circunstancias adversas.

3- Desarrollemos en los niños habilidades del pensamiento, como por ejemplo, a que tengan una actitud optimista y una postura positiva.

4- Les enseñemos que no solo los fuertes son los que luchan. Uno se hace fuerte, porque lucha.

5- Les eduquemos para que tengan buen humor. El humor es la capacidad que uno tiene para conservar la sonrisa incluso en los malos momentos.

6- Cuando los niños se caigan o saquen una mala nota en el colegio, o cuando se encuentren en un mal momento, que aprendan a sacar partido de esta dificultad para aprender a no repetir, a superarse, para aumentar su capacidad para afrontar problemas. No dejemos que una mala experiencia determine la vida del niño.

7- Debemos rescatar y potenciar determinadas fuerzas internas como el coraje, la perseverancia, la confianza en si mismo, para alejar los pensamientos y las situaciones negativas.

8- Les enseñemos a convivir con la duda, la incertidumbre, el conflicto y la ruptura. Son situaciones muchas veces inevitables, aunque no deben dar demasiada importancia.

9- Les enseñemos que la vida no se mide por el tiempo, sino por la intensidad. Que ellos aprendan a disfrutar con la calidad que con la cantidad. Eso les hará perder miedos y ansiedades.

10- Les debemos hacer creer que para todo tipo de problemas existe un antídoto, un remedio, una vacuna, un medicamento. Que más vale que nos ocupemos y no nos preocupemos.

Como dice el autor del libro, es de niño cuando se aprende el lugar que uno cree ocupar en el mundo. Es de niño cuando debemos empezar a poner en práctica valores como la paciencia, el perdón, la solidaridad, etc. Es de niño cuando se aprende a adaptarse a muchas situaciones, a reírse de uno mismo, a transmitirnos a los demás, a medir nuestra voluntad con nuestras capacidades, porque cuando los niños sean mayores, serán estos aprendizajes lo que determinarán sus decisiones frente a las dificultades: si se hundirán o crecerán con ellas.

Educar en valores a los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud