¿Por qué siguen casando a las niñas?

  • compartidos

Si existe algo que realmente me indigna y subleva, que lo repudio y que muchas veces me llena los ojos de alguna lágrima, es el tema del abuso a los niños. No consigo ni quiero saber por qué una persona es capaz de hacer daño a un ser tan indefenso, tan impotente, como son los niños, deliberadamente. Saben lo que hacen, con quién lo hacen, y para colmo, muchos lo ven como normal, una tradición religiosa y cultural, dicen.

En contra del matrimonio de niñas

No al matrimonio de niñas 

Acabo de leer un post de Mariola Cubells, redactora jefe de un diario, y lo reproduzco porque creo que, como padres, debemos abrir los ojos, y no solo eso, como también formar conciencias con las que nos ayuden a educar mejor a nuestros hijos, orientarles y advertirles sobre sus derechosa no aceptar y a no "bajar cabeza" a todo lo que ellos sienten que está en su contra, física y moralmente hablando. La educación que damos a nuestros hijos será su termómetro por muchos y muchos años.

Niñas que se casan

Mis amigos de Unicef me han contado esta historia. La niña se llamaba Elham, tenía 12 años y era de Yemen. Se casó, la casaron - una de cada tres muchachas nacidas en ese país es dada en matrimonio antes de cumplir los 18 años - con un hombre que ya tenía 30.

Tres días después de la boda murió por una hemorragia interna que le habían provocado las relaciones sexuales tenidas en el seno del matrimonio. Elham, como todas las niñas casadas prematuramente, había abandonado la escuela y había quedado expuesta, como el resto de sus compatriotas, a la violencia, al abuso, a la explotación. O a perder la vida por embarazos, por partos, o por una maldita ¿relación? sexual.

Dice la Declaración Universal de los Derechos Humanos que el matrimonio ha de ser libre y con pleno consentimiento. Y es indudable que una niña de 12 años, en Yemen o en Santander, no puede decidir nada ni consentir nada mínimamente importante. ¿Qué se puede hacer pues?

Según Unicef las leyes deberían establecer una edad mínima para el matrimonio. Y ahí es cuando una piensa ¿pero es que la ley no limitaba ya algo así? ¿No estamos en el siglo XXI? Pues parece que no. Así que puede que eso sea un primer paso, algo a lo que asirse, algo con lo que empezar a nadar contra la corriente de la tradición, la pobreza, el analfabetismo, la desigualdad total entre hombres y mujeres que existe en tantas partes del mundo. Algo para parar tanta miseria humana.

Vídeo de Unicef contra el matrimonio de niñas

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com

Decálogo de los derechos de los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud