Consejos para que los niños cuiden su cuerpo

  • compartidos

Dolores de cuello, de espalda o de articulaciones no deberían ser uno de los problemas más recurrentes en la infancia. Nacemos con un cuerpo y éste ha de durarnos en buenas condiciones para toda la vida, por eso es fundamental la prevención de malos hábitos en la infancia que pueden ser una pesada carga para el futuro.El joven cuerpo de nuestro hijo debe ser cuidado con espero para que pueda crecer robusto y saludable.

10 consejos para que los niños cuiden a su cuerpo

Nino con cepillo

Nuestros hijos en edad escolar se enfrentan a diario a situaciones en las que ponen al límite su espalda y, a veces, las consecuencias pueden irreversibles. Pueden provocar desde una simple molestia o dolor a problemas más graves como la escoliosis infantil, artrosis precoz o impedir el crecimiento correcto de los huesos. ¿Cómo deben cuidar de su cuerpo? Pues hay algunos hábitos, como mantener la posición correcta de la espalda, cepillarse los dientes, lavarse las manos, etc., que debemos inculcar desde que son muy pequeños.

Si deseas que tus hijos aprendan, desde muy pequeños, a cuidar su cuerpo, debes considerar algunos consejos:

1. El ejemplo. Los niños, especialmente los más pequeños, suelen imitar a los padres en todo. Si el padre o la madre se ducha todos los días, el niño también lo hará. Si comen verduras, los niños van adquirir el mismo hábito. Así que es muy importante, que los niños tengan buenos ejemplos en casa.

2. El baño. Después de un día muy activo, de colegio y de otras actividades, es saludable que los niños se bañen para quitarse la suciedad y librar a su cuerpo de los microbios.

3. Cepillar los dientes. Después de cada comida, es decir, del desayuno, comida y cena, los niños deben aprender y tener la costumbre de cepillarse los dientes, para evitar que se formen caries.

4. Jugar al aire libre. Es importante jugar mucho, hacer deportes al aire libre, y no pasarse muchas horas sentado en la computadora o mirando la televisión. El sol es importante para los huesos del niño. Aparte de eso, es importante que los niños se abriguen bien durante los días fríos y no se agobien en los días calientes.

5. Dormir bien. Dormir bien y descansar ayudan a los niños a crecer. Cuando el niño está descansado tendrá más energías para hacer muchas cosas que te gusta. Los niños deben descansar bien para poder desempeñar bien sus funciones del día a día.

6. Protección solar. El sol es bueno, pero no en demasía. En épocas de más calor, especialmente, debemos proteger la piel de los niños del sol, especialmente en las horas de más calor. Uno de los hábitos de los niños debe ser proteger su piel con una crema con factor de protección adecuado a su piel.

7. Postura. Los niños deben aprender a sentarse correctamente en las sillas y a coger peso siempre flexionando las rodillas, como también llevar la mochila del colegio sin demasiado peso. Deben aprender a atarse el cinturón de seguridad cuando están en el coche, cargar con una mochila con peso adecuado a su edad y peso, y adquirir buenas posturas para estudiar, comer o hacer alguna actividad.

8. Peso de las mochilas. Las mochilas de los niños deben tener tiras anchas, acolchadas, con ajustes firmes para que no queden por debajo de la cintura y siempre colgadas en ambos hombros para repartir el peso.

9. Hacer deporte. El hacer deporte es fundamental para un correcto crecimiento del cuerpo de los niños. Hacer estiramiento ayuda a su cuerpo a evitar lesiones o dolores.

10. Cura de heridas. Cada vez que se caigan o que se hagan daño, los niños deben buscar auxilio y cura. Para ello, es importante que se tenga un botiquin de primeros auxilios en casa y otro en el coche.

Dibujos para colorear de partes del cuerpo humano

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud