Mamá, ¿qué hay hoy para la merienda?

  • compartidos

Todas las tardes mi hija llega del colegio ¡con un hambre! En el camino de vuelta, lo primero que me pregunta es '¿qué hay hoy para la merienda?'.

Es interesante que aunque ella coma bien durante la comida, siempre suele tener un hambre monumental en el medio de la tarde. No me quejo por eso, lo que hago es aprovechar su gran apetencia, para ofrecerle alimentos más variados y saludables.

La merienda ideal para los niños

Niña come bocadillo

Por lo contrario, conozco a niños que nunca tienen hambre, lo que hace con que sus padres se empeñen al máximo para que coman. Y es ahí cuando creo que muchos se equivocan, porque acaban ofreciendo a los hijos sólo lo que ellos quieren, y claro, no siempre los niños desean frutas o zumos. Quieren bollos, galletas rellenas, bizcochos... terminando por abusar del azúcar y de grasas saturadas. Y de ahí a la obesidade, apenas un paso.

Lo más recomendable en la merienda, es la variedad de los alimentos. Yo busco hacer combinaciones entre lácteos, hidratos de carbono y frutas. Un día preparo cereales con leche y fruta troceada, otro día hago un sándwich o bocadillo de algún embutido magro, jamón de york y queso, acompañado de un zumo natural de fruta, y otros días le doy un yogur con frutos secos (pasas, avellanas, etc.) o con trocitos de galleta. Los batidos de frutas (fresa, plátano, papaya...) son muy refrescantes. Una o dos veces por semana, hago un bizcocho casero, y en los fines de semana permito algunos caprichos de merienda, una barrita de chocolate, un donuts, tortitas, palmeritas, eso sí, siempre que posible, preparados en casa.

Cuánto más pequeño es el niño, más divertidas, variadas y saludables deben ser las meriendas. Para los bebés, las papillas de frutas son muy aconsejables. Les aportan fibra y nutrientes tan necesarios para su desarrollo físico. No podemos olvidar que los hábitos que tenemos los padres, tanto en el desayuno, en el tentempié, como en la comida, merienda y cena, serán transmitidos e imitados por nuestros hijos. Así que ojo a lo que comemos nosotros también. Hacer una planificación es una buena forma para garantizar una variada y sana merienda para los niños.

Sándwiches divertidos para niños con jamón y queso

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud