Consejos dietéticos para el niño bajo en defensas

  • compartidos

Es frecuente que durante una enfermedad larga o un tratamiento continuado bajen las defensas. Así mismo hay épocas del año o de la vida en las que somos más vulnerables a los virus y enfermedades, por lo que resulta interesante conocer que una buena alimentación es una gran aliada en el aporte de energía, y en potenciar y renovar nuestro organismo.

Cómo subir las defensas de los niños

Cómo subir las defensas a los niños

Por ello, os facilitamos algunos consejos dietéticos que han sido publicados por Afanion (Asociación de Familias de Niños con Cáncer de Castilla la Mancha) que nos ayudarán, fundamentalmente, a prevenir contagios por virus, bacterias u hongos, mientras las defensas naturales del organismo se restablecen gracias a una alimentación variada y saludable. Estos consejos forman parte de los cuidados del niño durante el tratamiento contra el cáncer, pero, sin duda son aplicables, a todas aquellas circunstancias que requieran de una recuperación, sin riesgos.

- Es preferible consumir alimentos cocinados a los crudos. Por ejemplo, sería mejor ofrecerles un puré de verduras a una ensalada.
- Comer fruta pelada: plátanos, mandarinas, etc. Evitar, por consiguiente, aquellas de difícil lavado o las que se comen con piel.
- Si comemos alimentos elaborados o industrializados, éstos tienen que responder a un control microbiológico estricto: zumos, helados, leche, etc.
- Beber preferiblemente zumos de fruta y verduras envasados
- Eliminar temporalmente de la dieta: fiambres, queso fresco, queso azul o roquefort, o huevos crudos
- Evitar cremas de confitería o natas, presentes en muchos dulces
- Cocinar y aliñar con aceite oliva.
- Antes de preparar la comida o durante su manipulación, mantener las manos y los recipientes bien limpios. Asimismo, lavarse las manos antes de comer.
- El uso de la olla exprés o rápida es muy recomendable ya que esteriliza los alimentos
- No compartir vasos ni cubiertos.
- Evitar contaminaciones por la mala conservación de los alimentos.

Estas mismas recomendaciones pueden ser empleadas para las embarazadas, especialmente aquellas que no son inmunes a la toxoplasmosis. Otras, como evitar el contacto con personas enfermas, cuidado y limpieza de animales o correctos hábitos de higiene también pueden ayudarnos.

Patro Gabaldón. Redactora de GuiaInfantil.com

Cómo decorar la comida de los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud