Por qué a los niños les duele crecer

  • compartidos

Algunos niños, especialmente en edad escolar, suelen quejarse de que les duelen los músculos de las piernas: muslos, pantorrillas y las rodillas, normalmente por la tarde o al caer la noche. Estas molestias suelen aparecer y desaparecer y, a veces, producen cierto desasosiego a los padres, ya que no consiguen identificar la causa de este dolor. 

Hay niños que sienten estos dolores de manera recurrente y no siempre los padres saben si estos dolores se deben a un sobreesfuerzo muscular, a alguna lesión o golpe no visible, o al cansancio acumulado del día.

El dolor de crecimiento de los niños

Niña que crece

Por lo general, los pediatras dicen que se trata de dolores de crecimiento, que no corresponderían ninguna enfermedad o lesión, sino a un dolor habitual en los niños que están creciendo. Parece que estos dolores son más frecuentes en los niños que en las niñas y los tramos de edad abarcan desde los 5 a los 13 años en los niños y de los 5 a los 11 en las niñas.

Los síntomas de los dolores de crecimiento son que el niño tiene dolores repentinos en los miembros inferiores (y, a veces, también en los brazos) que aparecen más frecuentemente al final del día y suelen remitir con el descanso. Se trataría de dolores óseos, que afectan a ambas extremidades, causados por el crecimiento de los huesos y el estiramiento de los músculos, vasos sanguíneos y terminaciones nerviosas. Aunque pueden ser intensos, también son difusos porque no tienen un lugar específico en el cual se presenten. No vienen acompañados de otras manifestaciones externas como hinchazón, congestión o fiebre. Se trata pues de una afección benigna que cede con el descanso, calor, masaje o algún analgésico suave.

En todo caso, es aconsejable consultarse con el pediatra y poner más atención cuando podamos sospechar que estos dolores se deban dolores reumáticos (cuando el dolor sea permanente, cuando no se dan en ambas extremidades) o vienen acompañadas de hinchazón, calor o enrojecimiento. Asimismo, es conveniente aclarar, que los dolores de espalda también frecuentes en los niños, no se deben a molestias por el crecimiento, sino más bien a malos hábitos posturales o sobreesfuerzos.

Mirna Santos. Redactora de GuiaInfantil.com

Matronatación paso a paso. Mamá y bebé nadan juntos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud