Motivar a los niños a escribir historias

  • compartidos

Uno de los aspectos creativos más importantes de la comunicación es la escritura y, al igual, que hacemos con el juego, el dibujo, el estudio o la lectura, debemos hacer con la valiosa forma de expresión que supone la creación de textos. Debemos cultivarla en nuestros hijos especialmente en los cursos de primaria, cuando manejen con soltura el lenguaje oral y se hayan iniciado en la lectura.

Qué hacer para despertar la escritura en los niños

Cómo motivar a un niño a escribir

A los niños les encanta leer aquello que escribieron hace unos años, les gusta compartir sus creaciones, leerlas, acompañarlas de dibujos. Les proporciona una mezcla de emociones, entre vergüenza y orgullo. Los primeros pinitos artísticos pueden venir de la mano de una rima sencilla, de una adivinanza inventada, de un mensaje pegado en la nevera o en el correo electrónico, o de la descripción de un sentimiento hacia nosotros.

Es fantástico que los niños puedan valorar el carácter comunicativo y perdurable de la escritura; es un excelente ejercicio para su aprendizaje, el beneficiarse de las habilidades que se fomentan con la creación escrita: la búsqueda de ideas, recuerdo de vivencias y la organización de la información. Aunque en un principio haya muchos errores formales como faltas de ortografías, faltas de concordancia, mala organización del discurso o cortes abruptos, debemos felicitarles y animarles a la producción de textos. En este periodo de aprendizaje, la imitación de textos o lecturas conocidas para el niño son claves. Ellos deben saber reconocer tipos de textos, funciones expresivas o intenciones del escritor.

La escritura va agarrada fuertemente de la mano de la lectura, normalmente el estímulo a la escritura es más fácil cuando previamente hemos leído libros con nuestros hijos y hemos estimulado a que lean por sí mismos. Un papel en blanco es un desafío al que nuestros hijos no se enfrentarán sin algo de ayuda.

Podemos, en un principio, ser partícipes activos de sus creaciones, realizar un cuento conjunto, cogiendo ideas de unos y otros; corregir y advertirles de errores con indulgencia, leer rimas y poesías para apreciar la estética del lenguaje requerido para la ocasión y seguir disfrutando juntos con la lectura de escritos propios y ajenos, así como invitar a nuestro hijo a que nos haga una descripción o narración oral de sueños o vivencias del día.

Patro Gabaldón

Fichas con las letras del abecedario para niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud