Eduquemos a los niños a que 'griten' contra el abuso

  • compartidos

Creo que el silencio que rodea el tema del abuso que sufren cada día más niños y niñas, se rompe a la medida que nosotros, los padres y también profesores, educamos y animamos a los niños a denunciar, a "gritar", cuando alguien les hace algo que les molesta o que no les gusta. Con "Estela, ¡grita muy fuerte!", los niños pueden aprender a defender, con valentía, su dignidad y el respeto hacia si mismos. Un libro que puede ayudar y liberar a los niños que sufren algún tipo de abuso.

Un cuento que enseña a los niños a denunciar el abuso sexual

El libro es, y siempre lo ha sido, una herramienta muy efectiva en lo que se refiere a la educación. Hace mucho que conozco a este libro, pero no me canso de recomendarlo. Este libro cuenta una historia conmovedora, protagonizada por Estela, una niña tímida y amorosa, que cambia su carácter a partir del consejo que le da Conchita, su profesora: "Cuando alguien quiera hacerte daño o aquello que crees que no está bien, ¡grita muy fuerte!".

Gracias a este mágico consejo, Estela adquiere el valor y la seguridad para afrontar a su tío Anselmo quién últimamente le hace cosas que a ella no le gustan nada. Después de comer, mientras toda la familia se distrae charlando en la mesa, su tío la lleva a una habitación, le quita la ropita y le hace cosquillas por todo su cuerpo, incluso por las partes que ni ella misma conoce. Eso la hace sentr muy mal, pero su tío le dice que es un juego secreto, que nadie puede saberlo, y que lo hace porque ella es la sobrina que él más quiere.

Hoy, sólo uno de cada 10 niños consigue denunciar un abuso. Por eso es importante concienciarlos sobre la necesidad de no callarse frente al abuso sexual, y que ellos perciban que son libres para poder hablar, sin miedo a que no les crean, o a que les culpen por lo sucedido. Es difícil detectar un abuso, aunque hay algunas señales que pueden ayudar a los padres y educadores a identificar un posible abuso, como cambios repentinos en la alimentación, alteraciones de conducta o de sueño infantil. El niño empieza a tener continuas pesadillas, y a estar más nervioso de lo normal.

Según la Red de Ayuda a Niños Abusados, RANA, el abuso va en aumento. Hoy, 1 de cada 4 niñas y 1 de cada 6 niños lo sufren, principalmente en el entorno familiar o más cercano. La prevención es primordial. Como padres, lo primero que debemos aprender es a escuchar a nuestros hijos, es observar su comportamiento y estar atentos por si hay cambios. También cabe a los padres transmitirles confianza y respeto, sólo así ellos se sentirán seguros para compartir con nosotros sus preocupaciones y miedos, y a "gritar" que están siendo víctimas de un abuso.

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com

Decálogo de los derechos de los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud