Cómo jugar con los bebés menores de un año

  • compartidos

Pensamos que los bebés recién nacidos, en general, viven en su mundo y todavía nos parece pronto para jugar con ellos. De momento, al bebé sólo parece interesarle comer y dormir, pero, aunque es su máxima prioridad, desde los primeros días de vida podemos interactuar con ellos y estimularles mediante juegos apropiados a su desarrollo mental y físico. 

Precisamente, nos referimos a juegos que estimulan su desarrollo y que les ayuda a percibir nuestra afectividad y nuestra atención.

Algunas formas para jugar con tu bebé

Madre juega con bebé

Aún cuando nuestro bebé no entienda lo que le decimos, les encanta escuchar nuestra voz, les encanta mirar los gestos de nuestro rostro, les encantan nuestras caricias y nuestro contacto..., nosotros somos su mejor juguete en esta etapa de la vida.

En pocos meses nuestro bebé estará más dotado para intentar establecer con nosotros una comunicación consciente, empezarán a provocarnos con sus lindas miradas y sonrisas, con sus gorjeos o grititos. En este momento podemos realizar con ellos juegos más activos como hacerles pedorretas en la tripita, hacer ejercicios de gimnasia, hacerles volar en el avión de nuestros brazos, manipular sonajeros o jugar al cucutrás, privándole de nuestra visión temporalmente.

Si les ponemos alguna sabanita delante del rostro para que no nos vean, seguro que intentarán deshacerse de ella para no perdernos de vista. El final de baño ofrece una buena oportunidad para estos juegos, por el bienestar y relajación que proporciona al bebé, nuestra cercanía y el tacto en su piel.

A partir de los seis meses el niño experimentará un gran avance motor y este es el momento ideal para empezar a proporcionarles juguetes adecuados y seguros: pelotas, muñecos de texturas suaves y blandas, juguetes musicales que puedan hacer funcionar de manera sencilla, etc. Y, por supuesto, debemos seguir con nuestra cercanía y contacto físico: cosquillas, rugidos de león amenazante que se come a besos su tripita, canciones como los cinco lobitos tiene la loba en la que se mueve la manita, jugar con sus deditos, con sus piernas o brazos, leer cuentos empleando distintas voces o marionetas... y un larguísimo etcétera.

Patro Gabaldón. GuiaInfantil.com

Tarjetas para anunciar el nacimiento del bebé

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud