¿Son feos los bebés recién nacidos?

  • compartidos

Los bebés salen de nuestro vientre como si hubieran salido de un combate: nariz aplastada, ojos hinchados, mirada atravesada, orejas dobladas, piel congestionada, cabeza apepinada, etc. Dicho de corrido es todo un cuadro imaginárselos, pero es inevitable la ternura que nos inspiran pese a estas marcas traumáticas de su nacimiento.

La apariencia del bebé al nacer

La apariencia de los bebés al nacer

El bebé recién nacido merece una atención especial, ya que casi todas las madres tenemos en nuestra mente la apariencia de bebé regordete, piel suave y homogénea, de aspecto angelical. Siempre recordaré cuando vi por primera vez a mi hijo recién nacido. Esperaba que su aspecto fuera un poco extraño ya que había escuchado a muchas personas decir que los bebés son muy feos cuando nacen. Pero nada de eso, algo raros sí, pero feos jamás, ¡en pocas semanas se ve el profundo cambio que se produce en ellos!

¿Cómo es posible que una cosita tan pequeña y perfecta la hayamos hecho nosotros?, decía mi marido maravillado. El recién nacido es perfecto en tanto que a la naturaleza no se le ha olvidado los cinco deditos de las manos y pies, los labios succionadores, sus genitales, sus órganos vitales... y sus reflejos innatos de supervivencia. El neonatólogo que nos atendió nos dijo que los recién nacidos intelectualmente, son incomparables a ningún otro mamífero (y físicamente, añado yo), aunque en principio nos desconcierte su fragilidad física y su aspecto magullado, en pocas semanas serán preciosos bebés, amables por naturaleza, que nos embelesarán sin remedio.

El bebé en 1 ó 2 semanas distará notablemente de su apariencia inicial. Si tenemos dudas sobre alguna característica física de nuestro bebé podemos preguntar al que más sabe de ellos: el neonatólogo. Puede ocurrir que nos preocupemos porque no sepamos diferenciar entre un defecto congénito o la apariencia temporal que tienen en el momento del nacimiento y algunos días posteriores. Generalmente, la apariencia inicial de los recién nacidos normales presentan además de ese rostro algo afectado, una parte blanda (la fontanela) en el cráneo para permitir el desarrollo del cerebro, ésta quedará cerrada con hueso entre los 12 y 18 meses; color de ojos indefinido o claro; inflamación y congestión en los genitales tanto en los testículos de los niños como en los labios de las niñas; vientre abultado y pechos congestionados; caderas apretadas y piernas arqueadas que irán corrigiéndose según el niño adopte posiciones erguidas para empezar a caminar; frenillo de la lengua corto; lanugo (un vello fino en la espalda y hombros) que irá desapareciendo durante el primer mes de vida y vérnix caseoso (una capa protectora grasa que protege su piel en el seno materno).

Patro Gabaldón

Dibujos para colorear de bebés

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud