Trabajo o hijos: ¿tenemos que elegir?

  • compartidos

Los padres, especialmente las madres, muchas veces nos sentimos culpables por tener que trabajar, ya que el trabajo fuera del hogar nos impide muchas veces ofrecer todo el afecto, atención o contacto físico que los niños necesitan de nosotros. Desde luego, es una preocupación lógica y natural, delegar en otros el cuidado y atención de nuestro hijo, ya que sabemos de la importancia de compartir momentos con nuestros hijos, aunque simplemente sea para jugar o charlar.

Cómo conciliar hijos y trabajo

Padre trabajador

Conozco muchas madres que se han visto abocadas a reducir su horario laboral o a dejar su trabajo por dedicarse a su hijo, pero no siempre es posible o deseable para todos abandonar un empleo o reducir ingresos. La responsabilidad de tener hijos y educarlos es tarea de la familia y, desde la sociedad en general y los poderes públicos en particular, se deben fomentar la conciliación entre la educación y cuidado de los hijos con la vida laboral de los padres.

Compartir tareas en casa

 Me parece muy acertada la afirmación de Dña. Teresa López, vicepresidenta de la fundación Acción Familiar, ella afirma: "no se trata de suplir la ausencia de los padres con horarios escolares bien avanzada la noche, considerando a los niños como un estorbo para que los padres no tengan que ocuparse de ellos y puedan trabajar, sino que de alguna manera se den facilidades para adaptar los horarios laborales a los de la escuela tanto para el padre como para la madre, no sólo de la mujer".

Desde luego se ha de favorecer que la madre pueda trabajar fuera de casa, pero también se debe incorporar al padre a la familia, de manera que entre los dos sea más fácil la tarea de educar a sus hijos, la corresponsabilidad en el cuidado y educación de los hijos, y las tareas domésticas.

Es importantísimo entender que las decisiones que se toman en la familia (tener más o menos hijos, trabajar o dejar de hacerlo, reducir jornada, etc.) repercuten de manera decisiva en la sociedad y por ello, merece toda la atención de las políticas familiares, ya que la familia no es la simple suma de los miembros, es una red interrelacionada en que las decisiones o problemas de los padres guardan estrechas relaciones con sus acciones y con su planteamiento familiar.

Un buen uso del tiempo, la alternancia de las obligaciones filiares, la flexibilidad de horarios o el teletrabajo deben ser posibles para lograr, definitivamente, la tan ansiada conciliación trabajo e hijos.

Patro Gabaldón. Redactora de GuiaInfantil.com

Barrigas de embarazadas pintadas

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud