¿Los niños pueden atragantarse con los perritos calientes?

  • compartidos

Que los niños puedan atragantarse con las aceitunas, las palomitas, con las piezas pequeñas de algunos juguetes, o incluso con algún botón o moneda que algunos suelen llevar a la boca, es comprensible, pero que los pequeños se atraganten con los perritos calientes a punto de que la Academia Americana de Pediatría solicite que se rediseñe su formato, ¿no te parece una exageración?

Creo que los niños pueden atragantarse con todo aquello que lleve a la boca, sea algo comestible o no. Todo depende del cuidado que tengan. Los perritos calientes siempre han sido un manjar para los niños, no solo por su sabor, como también por el formato que tiene, y que les permiten sujetarlo y comerlo con las manos, servirse a su gusto de mayonesa, kétchup o de mostaza, y sobretodo relamerse la boca y chuparse los dedos después. Además, para los padres, es un plato muy económico y práctico de preparar para la cena, el picnic, o para las fiestas de cumpleaños.

Atragantamiento infantil

No pretendo, de ninguna manera con este post, quitar las razones por las que la Academia pide el rediseño del perrito caliente porque según sus investigadores su forma alargada, así como su tamaño y textura aumentan el peligro de que los niños se atraganten. El informe revela que más de 10 mil niños se presentan a las salas de emergencia de las clínicas médicas estadounidenses, y que 77 mueren como consecuencia de ese problema, siendo que aproximadamente un 17 por ciento de las asfixias alimentarias están vinculadas con los perritos calientes. Según indica Gary Smith, director del Centro de Investigación de Lesiones del Hospital Pediátrico de Columbus, Ohio, el formato del perrito caliente coincide con el de la tráquea de un niño por lo que una vez que el perrito se atasca ahí, es casi imposible extraerlo. Además, los perritos calientes no llevan una advertencia sobre el peligro que representan para los niños, como la que traen los juguetes. Por eso, él cree que la solución está en un nuevo diseño de perrito caliente, y a que se eduque a los padres acerca de prevención del problema. Ahora solo nos queda esperar, si es el caso, para conocer el nuevo diseño de los perritos calientes. ¿Se cambiará el formato de las salchichas, del pan...? ¿Serán cuadrados, redondos...? ¿No sería mejor que educásemos a nuestros hijos sobre el peligro de comer rápido yque tuvieran más cuidado al llevar algo la boca, que darles todo ya "masticado"? Vilma Medina. Editora de GuiaInfantil.com

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud