Consejos para seguir trabajando durante el embarazo

  • compartidos

Aunque supone algunos cambios en el cuerpo y en el estado de ánimo de la mujer, el embarazo no es una enfermedad, y por lo tanto no debe implicar en la ruptura de su rutina cotidiana. El embarazo no debe ser obstáculo para que la mujer trabaje, salvo que tenga algún problema en su estado de salud y se vea obligada a alejarse de algunas actividades.

A medida que el embarazo avanza, es natural que la barriga de la mujer aumente de tamaño y esa condición dificulta la realización de algunas tareas. El tener que trabajar mucho tiempo sentado es incómodo para cualquier persona, y lo es aún más para una mujer que lleva un barrigón por delante.

La postura de la embarazada en el trabajo

Trabajo embarazada

Trabajar cómodamente en la oficina de trabajo es importante para que la mujer pueda sentirse bien, y no tenga que interrumpir sus labores. Por eso enumeramos algunas recomendaciones para que ella se sienta lo más cómoda posible y no tenga que dejar de trabajar:

1- Aunque parezca difícil, es necesario mantener la postura. Sentarse bien, durante el trabajo, es fundamental. Si trabajas frente a un ordenador, pon la silla lo más cercana al teclado, así podrás mantener una posición recta y evitar los dolores de espalda. La silla debe tener un respaldo recto y acolchonado.

2- Cuando no estés trabajando, busca dedicar algo de tiempo a los ejercicios físicos. Caminar es un hábito muy beneficioso para evitar problemas de circulación y en las articulaciones. El yoga y la hidrogimnasia son muy recomendable.

3- En casa o en el trabajo debes hacer una alimentación equilibrada, para evitar que ganes más quilos de lo aconsejable. Es recomendable que comas algo a cada 2 o 3 horas.

4- En tus horas libres, debes descansar lo que puedas. Dormir es esencial.

5- Recordar que cada embarazo debe ser vivido a su manera. Sólo la mujer que está embarazada sabe si puede o no permitirse hacer lo que le proponen en el trabajo. No compares tu embarazo con el de otras mujeres.

6- Seas positiva y no te desanimes si un día te despierta con menos energía y ánimos que otro. No dejes que la angustia y el cansancio te desanime.

7- No dejes que las náuseas perjudiquen la tranquilidad de tu trabajo. Tenga en mano algún analgésico o antiácidos, recomendados por tu médico.

8- No te olvides hacer breves pausas de vez en cuando, levantar tus piernas a cada 15 minutos, para evitar molestias como la hinchazón de pies y tobillos.

9- Debes evitar las ropas apretadas y ceñidas. Lo mejor es que uses ropa cómoda y amplia, calzado seguro y con antideslizantes en la suela. Así evitarás las posibles caídas y resbalones. Las medias elásticas de compresión mediana puede evitar el aparecimiento de varices durante el embarazo.

10- La respiración es muy importante para relajar el cuerpo y la mente. No te olvides.

11- Evita trabajar cerca del aire acondicionado o de una fuente de calor. Es necesario mantener un equilibrio en la temperatura de tu cuerpo. Si sigues estos consejos y vigilas la forma en que trabajas, podrás llegar al octavo y hasta el noveno mes de embarazo sin tener que abdicar de tu trabajo. Luego, tendrás más tiempo para estar con tu pequeño.

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com

Barrigas de embarazadas pintadas

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud