¿Puedo ir al dentista estando embarazada?

  • compartidos

Muchas mujeres ven muy afectada su dentadura durante la gestación. Sus encías se vuelven más sensibles, esponjosas y sangrantes, la saliva varía su pH favoreciendo la aparición de caries o agravando alguna dolencia bucal previa, y puede llegar el día en que necesiten acudir urgentemente al dentista bien por un dolor de muelas o a recibir el tratamiento adecuado para que su boca no acabe en una ruina total. ¿Podrá hacerlo?

El cuidado de los dientes durante el embarazo

Embarazada limpia dientes

Todas las embarazadas conocen las contraindicaciones de muchos medicamentos, anestésicos, radiografías para la salud de sus bebés y, por ello, son reacias a acudir a algún especialista médico, fuera de su ginecólogo habitual. Lo ideal es que el estado de salud de la mujer sea lo mejor posible antes de quedar embarazada. Es recomendable acudir al dentista, cuidar de la alimentación o hablar con nuestro médico antes de quedar embarazada, pero si aún así tienes problemas dentales durante el embarazo, no debes tener reparos en recibir el tratamiento adecuado para tu salud bucal.

Existen analgésicos, anestésicos y antibióticos seguros para el bebé durante el embarazo. Lo que podría empezar por un dolor de muelas podría acabar en una importante infección que podría poner más en riesgo a tu bebé, así que es mejor combatir ese dolor de muelas a tiempo que sufrir su agravamiento, aunque lo que sí deberías posponer es algún tratamiento o intervención que no sea urgente o pueda esperar.

Uno de los médicos que dio clases a mi cuñada durante la carrera, les comentó que el pequeño bebé que se aloja en el vientre de las embarazadas supone un invasión para el cuerpo de la madre, son como pequeños vampiros que se desarrollan a partir de 'robar' el calcio y los nutrientes de la madre, por eso es tan importante que la mujer parta de unas buenas condiciones físicas antes del embarazo, y tenga un cuidado prenatal adecuado.

El caso es que, aún siguiendo todas las recomendaciones, las embarazadas pueden necesitar durante su gestación acudir al dentista, o a algún médico para tratarse alguna enfermedad crónica o temporal y, por ello, debemos saber que muchas veces no ponerse en manos del especialista adecuado en su momento puede ser más peligroso para nuestro hijo, que remediar a tiempo una dolencia. Existen remedios caseros y alternativos para sentir alivio de algunas enfermedades leves como catarros, gripes o dolencias dentales y de encías, pero en ningún caso debemos dejar que se agraven a causa de un excesivo escrúpulo. No dudes en ir al dentista o consultar con tu médico cualquier necesidad a este respecto.

Patro Gabaldón. Guiainfantil.com

Los Derechos del Niño

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud