Qué enseñan los cuentos a nuestros hijos

  • compartidos

Si nos paramos a pensar, los cuentos reflejan la vida misma, nos muestran diferentes facetas de la vida: nuestra convivencia con los demás, la posibilidad de elección, sentimientos y valores contrapuestos y la posibilidad de elegir.

Estimulan la reflexión infantil, el niño se mete en la piel del personaje y, según avanza en la lectura, aprende a tomar decisiones propias que vienen inspiradas por la moraleja más o menos explícita del cuento.

Qué aportan los cuentos a los niños

Niña lee

Sin lugar a dudas, el éxito tan extendido de los cuentos tradicionales, es que guardan una moraleja, una enseñanza que podemos sacar de la narración que, aunque en muchas ocasiones sean enseñanzas o valores insustanciales o estereotipados, son en muchas ocasiones verdaderamente útiles.

Los cuentos son un recurso inagotable del que disponen padres y educadores para formar a los niños de una manera eficaz y divertida. En los cuentos se pueden promover infinidad de valores, casi existe un cuento para cada cosa: amor, compromiso, generosidad, lealtad, amistad, comunicación, esfuerzo, superación, sinceridad, respeto, perdón, gratitud, honradez, tolerancia y un larguísimo etcétera.

A través de los valores contrapuestos que presentan los cuentos, el niño aprende a elegir cuál es el que le será realmente útil para manejarse por la vida. ¿Recordáis lo que le ocurre a Pinocho cuándo es desobediente, lo que les ocurre a los cerditos por ser perezosos y a las hermanastras de Cenicienta por caprichosas y mal educadas?

Todos ellos, reciben un castigo, no del personaje bueno, que es bueno en toda ocasión, sino de la vida. La culpa es responsabilidad única del personaje que no actúa correctamente: las acciones tienen consecuencias. El niño aprende y asimila a través de los cuentos conductas y actitudes que hace suyas porque han partido de su propia reflexión, no de lecciones impuestas o situaciones irreflexivas.

La lectura de los cuentos favorece la capacidad crítica del niño, a la vez que se estimula su imaginación y creatividad a la hora de tomar decisiones, afrontar situaciones difíciles o resolver conflictos. El cuento hace que el niño se identifique con el personaje principal, que interiorice sus actitudes y su comportamiento, y asimismo le ayuda a tener interés por la lectura y disponer de un momento de ocio saludable y barato.

Patro Gabaldón. Redactora de GuiaInfantil.com

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud