Embarazo: ¿cuál es la mejor posición para dormir?

  • compartidos

Boca arriba, boca bajo, de un lado, de otro... ¡qué difícil es coger una buena postura para dormir cuando se está embarazada! Es evidente que esta nueva fisionomía puede alterarnos el sueño y, aunque esto puede ir entrenándonos para cuando nuestro bebé recién nacido nos reclame por las noches, es muy importante poder descansar correctamente y reponer fuerzas en estos momentos de agotamiento.

En el embarazo, duerme de lado y con una almohadada entre las piernas

Embarazada durmiendo

Durante el embarazo se experimentan muchos cambios que van a modificar nuestro cuerpo y nuestra manera de alimentarnos, de movernos, de relacionarnos, de pensar y, por supuesto, de descansar. El descanso puede dificultarse no sólo por nuestro trabajo dentro y fuera de casa, sino también por nuestra evidente y pesada barriga, que nos llevará a realizar un esfuerzo extra para seguir en la brecha.

Las últimas semanas de embarazo pueden ser realmente incómodas y agotadoras para una mujer, acabamos caminando con la espalda arqueada y sujetándonos el bajo vientre con la mano, quizás experimentemos alguna contracción dolorosa, o tengamos muchas ganas de orinar y nos cueste anatómicamente, llevar la gran carga de un bebé de 2 a 3 kilos de peso más placenta, útero, líquidos, sangre, etcétera.

El momento de irse a la cama debería ser un momento para dormir bien y reponer fuerzas, pero en ocasiones se convierte en una búsqueda angustiosa de posición en la que poder descansar correctamente. Para las mamás que estaban acostumbradas a dormir boca abajo, tendrán que abandonar, evidentemente, el hábito, pero para las que solían dormir boca arriba, aunque aparentemente es una postura más cómoda, también les puede causar inconvenientes debido al gran peso que tendrán que soportar en su espalda, órganos y arterias, por causa de su abultado útero. La presión que ejerce nuestra gran barriga, puede acarrearnos problemas como un deficiente flujo sanguíneo, presión de la vejiga y nervio ciático, y dolor de espalda entre otros.

Es muy difícil que alguien aguante toda la noche en la misma posición, pero una de las mejores posiciones para descansar, facilitar el flujo sanguíneo y la estabilidad corporal, es echarse sobre el costado izquierdo, con una almohada o cojín entre las rodillas algo flexionadas. En esta posición se libera la gran presión que ejerce el útero sobre los vasos sanguíneos, asegurándonos un correcto aporte de óxigeno al bebé y a todos nuestros órganos vitales. ¡Ojalá que la necesidad de buscar una posición cómoda para dormir no os quite el sueño!

Patro Gabaldón. Redactora de GuiaInfantil.com

Ejercicios con pelota para embarazadas

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud